El evangelista Billy Graham durmió bien en un hospital de Carolina del Norte donde lucha contra una neumonía.

El líder cristiano de 93 años "descansó bien durante la noche", dijo Merrell Gregory, vocera del hospital Mission, el sábado por la mañana.

Pudo ponerse de pie y caminar el viernes durante una sesión de terapia física, informaron los médicos en el hospital de Asheville.

El doctor Mark Hellreich, un neumonólogo que atiende a Graham, dijo que está progresando clínicamente y luce de mejor aspecto desde que comenzó a ser tratado con antibióticos.

Graham ha padecido varias dolencias en los últimos años. Ingresó al hospital el miércoles por la noche tras sufrir congestión, tos y una ligera fiebre, cuadro que posteriormente fue diagnosticado como neumonía.

Pudo comer el viernes sentado en una silla mientras conversaba con personal del hospital. No se ha fijado una fecha para darlo de alta.