Luego de criticar al sindicato de jugadores de la NFL por obstaculizar la realización de análisis a fin de detectar la hormona del crecimiento humano, el jefe de la Agencia Mundial Antidopaje dijo el jueves que las objeciones de la organización "no se relacionan con la ciencia" y "carecen de sustento".

Ante un grupo de reporteros en la conferencia antidopaje realizada en las oficinas generales de la NFL, el director de la Agencia (WADA, por sus siglas en inglés), David Howman, añadió que la postura del sindicato podría llevar a que alguna persona creyera que el consumo de la hormona del crecimiento humano representa un problema en el fútbol americano profesional.

"Los jugadores contribuyen a dejar claro que esto es un problema al no acceder a que se les analice. Yo pensaría que si no hubiera problema, ellos diría, '¡hey, analícennos!", dijo Howman. "Si no tienen algo que ocultar, deberían abrirse".

El nuevo contrato que puso fin en agosto al paro en la NFL incluyó una provisión sobre los análisis de la hormona desde esta temporada, pero ponía como condición que el sindicato aprobara el proceso. El visto bueno no ha llegado, en parte porque la organización gremial señala que necesita más información sobre los análisis.

"La propia NFL está acercándose a esto en una forma muy responsable, y resulta un tanto decepcionante, cuando haces las cosas para apoyar a los jugadores limpios, que los propios jugadores no tengan la misma actitud", dijo Howman.

Antes, durante el discurso principal de una conferencia que organizó la Sociedad por una Competición Limpia, Howman elogió a la MLS del fútbol y a sus jugadores por acceder recientemente a que comiencen a realizarse pruebas de la hormona del crecimiento humano en los entrenamientos de pretemporada. Luego, criticó al sindicato de la NFL, al señalar que las dudas que ese grupo ha manifestado sobre las pruebas "no tienen relación alguna con la ciencia, sino con algo más, y eso es frustrante".

Cuando se le refirieron los comentarios de Howman, el vocero del sindicato de la NFL, George Atallah, dijo en una entrevista telefónica: "La única institución que carece de transparencia en esta situación es la WADA. La prueba no es revisada por científicos que no sean de la WADA. No revelan información sobre los estudios poblacionales que constituyen la base de sus pruebas, y se niegan a permitir un proceso justo de apelación como parte del programa".