Un enfrentamiento entre pobladores y policías en Perú dejó el viernes un manifestante muerto y al menos 20 heridos, informaron fuentes policiales y hospitalarias.

La confrontación se registró cuando la policía usó gas lacrimógeno para despejar de la carretera Panamericana un bloqueo de pobladores opuestos a la ampliación de una cárcel en la localidad de Cañete, a unos 130 kilómetros al sudeste de Lima.

Un policía de Cañete, que no quiso identificarse por no estar autorizado para hablar con la prensa, dijo a la AP que un joven de 24 años murió de un balazo en el tórax, y que dos agentes fueron heridos de bala, aunque su estado no es de gravedad.

Raúl Castañeda, director del Hospital de Cañete, informó a periodistas, que hubo al menos 20 heridos en el choque.

El martes, 20 personas resultaron heridas en otros enfrentamientos entre policías y campesinos que rechazan un proyecto minero en la región Cajamarca. Esa noche, el gobierno y la empresa Yanacocha anunciaron la suspensión del proyecto para permitir el restablecimiento del orden y la tranquilidad.

Las tensiones sociales obligaron al presidente Ollanta Humala a cancelar su participación en la Cumbre de América Latina y el Caribe que inició el viernes en Venezuela, y su viaje a México para asistir el domingo a la Cumbre de la Alianza del Pacífico, informó el Palacio de Gobierno.