El Instituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH) instó hoy en El Salvador a los Gobiernos y a los organismos de integración regional a "resguardar a la niñez y la juventud de la violencia" que amenaza a los centros educativos en Latinoamérica.

"El clima de peligro" que se vive en la región "no es ajeno a las escuelas, inermes y desprotegidas, donde la trampa mortal implica un menoscabo de la función normativa y socializadora de la comunidad educativa", señaló el X Informe Interamericano de la Educación en Derechos Humanos del IIDH, con sede en Costa Rica.

El director ejecutivo del IIDH, Roberto Cuéllar, presentó el informe durante la XVI Reunión del Consejo de Ministros de Educación y Cultura del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), que comenzó hoy en la capital salvadoreña.

"Este informe es preocupante porque en algunas zonas escolares se ha (superado) la barrera sicológica del miedo", aseguró Cuéllar.

"El estallido de la violencia y el terror desatado en Río de Janeiro frecuentemente, responde a las mismas características de varios países" donde hay sectores "bajo el dominio de grupos irregulares y cuya fuente de dinero y principal actividad delictiva es el narcotráfico", apuntó.

Este clima, recalcó, "está plagado de amenazas y afecta el ámbito de la escuela".

El IIDH instó "a la Organización de Estados Americanos (OEA) y al SICA a que se planteen entre sus objetivos prioritarios resguardar a la niñez y la juventud de la violencia, velando por el derecho a la educación y preservando la escuela".

"Alentamos a los estados a que intervengan activamente en las escuelas situadas en zonas de riesgo social", agregó.

El informe, correspondiente a este año, abarca 17 países y aborda la violencia como amenaza a los centros educativos y las medidas que aplican los Gobiernos americanos para contrarrestar el problema.

Cuéllar advirtió que el peligro "no cederá si no hay un esfuerzo integral compartido y nacional para atacar sus causas estructurales".

Este esfuerzo debe incluir a las autoridades educativas, la Policía, los maestros y "los padres de familia, o lo que nos queda de familia en algunas regiones muy deprimidas", comentó.

Lamentó que "suele malentenderse (...) la acción policial preventiva, que a veces se le censura como mera represión", pero "es un sistema de prevención y algo muy necesario para dar mínimas garantías a la niñez, a la juventud y al magisterio" en zonas de riesgo por la violencia.

El informe señaló que el clima de violencia "preocupa a las autoridades educativas de más alto nivel, dado que los actos violentos en las escuelas han alcanzado proporciones alarmantes".

Los sectores consultados para la preparación del informe expresaron "especial inquietud por aquellas comunidades que han sido tomadas por las pandillas o por el narcotráfico, situación que se observa en las áreas marginadas", resalta el documento.

El informe incluye a Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

El IIDH es una institución académica producto de un convenio entre la Corte Interamericana de Derechos Humanos y Costa Rica, sede también de ese tribunal.

La reunión de ministros de Educación y Cultura del SICA, que terminará mañana, repasará los avances de la gestión de El Salvador en la presidencia pro témpore de este foro ministerial y que le corresponderá a Honduras en el primer semestre de 2012.

El encuentro fue inaugurado por el vicepresidente y ministro salvadoreño de Educación, Salvador Sánchez Cerén.