Hay mucho para admirar en la nueva producción a cargo de Des McAnuff del "Fausto" de Gounod en la Opera Metropolitana de Nueva York, y también mucho de lo cual mofarse.

El factor que volcó la balanza a favor del éxito en el estreno del 29 de noviembre — la ópera será transmitida por HD en vivo el 10 de diciembre al mundo, incluidos teatros en 10 países latinoamericanos — fue el trabajo excepcional del elenco, encabezado por el tenor Jonas Kaufmann, la soprano Marina Poplavskaya y el bajo Rene Pape.

Las actuaciones, marcadas milimetricamente por McAnuff, aseguraron que por esta vez el "Fausto" fue una obra dramática seria, apasionante, no un melodrama insípido acompañado por una bellísima partitura.

Y esa partitura rara vez ha sido más cautivante que en la interpretación por la orquesta del Met bajo la batuta del joven director Yannick Nezet-Seguin.

McAnuff, más conocido en los teatros de Broadway que en los líricos, enmarcó el "Fausto" como la fantasía de un científico nuclear, agobiado por los años y la culpa, a solas en su laboratorio. Desesperado, bebe veneno y en su agonía revive su juventud e imagina todo el argumento: desde la súplica al demonio hasta la seducción y abandono de la bella Margarita.

La bomba atómica diseñada por Fausto también aparece, y explota en medio de una nube en forma de hongo mientras los demonios cantan sobre la "luz brillante".

¿Qué tiene que ver todo esto con la ópera de Gounod? Muy poco, pero ¿qué importa?

Bajo la guía de McAnuff, el argumento y los personajes están clara y hábilmente delineados, y la acción transcurre sin tropiezos.

Toda la acción transcurre en el laboratorio, con escaleras en espiral y pasarelas a los costados, diseñado por Robert Brill. En el fondo, una pantalla muestra proyecciones, sirve de telón para la casa de Margarita y finalmente se alza para revelar la escalera en la cual ella asciende al cielo.

El trabajo de McAnuff se luce sobre todo con Margarita, el personaje que sufre los mayores cambios, desde tímida adolescente virgen hasta amante traicionada y madre enloquecida que ahoga a su niño en una fuente.

La maravillosa actriz que es Poplavskaya logra las transiciones con convicción total. Al principio corre por el escenario como una alegre jovencita. Luego, con el cuerpo hinchado por el embarazo, sus movimientos son vacilantes y su rostro (proyectado en el telón) está marcado por el sufrimiento. Su actuación está llena de gestos elocuentes, como cuando sus manos se alejan instintivamente de la herida de Valentin, su hermano moribundo.

Desde el punto de vista vocal, Poplavskaya tiene casi todos, aunque no todos los recursos necesarios. Sus notas altas suelen perder volumen, pero su cristalina es atractiva y canta con emoción y ajuste al texto.

En el papel titular, Kaufmann sonó un poco tembloroso al comienzo (tal vez adrede, puesto que interpretaba a un anciano) pero rápidamente tomó ritmo. Cantó varios pasajes muy suavemente, pero con el tono aterciopelado que lo caracteriza. En ese marco, decepcionó en "Salut! demeure chaste et pure" al no reducir el volumen en el célebre do de pecho como lo hace en su grabación del aria.

Pape fue simplemente descomunal, mucho más relajado e imponente que en la producción de hace seis años. Su Mefistófeles es al principio un bromista jovial, apenas amenazante, que viste a Fausto con ropa similar a la suya e incluso baila durante el aria del bebedor. Eso vuelve aún más aterradora su brusca transformación en la encarnación del mal al maldecir a Margarita en la iglesia.

El barítono Russell Braun, en el papel de Valentin, canta con fervor pero escasa potencia. La mezzo Michele Losier fue una vívida y conmovedora Siebel.

La producción recibió algunos abucheos en el estreno, lo cual era previsible, pero se vieron rápidamente superados por las ovaciones a los cantantes y el director.

"Fausto" se podrá ver en transmisión en vivo el 10 de diciembre en teatros de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, México, Perú, Puerto Rico y Uruguay, según la página web del Met.

___

En Internet:

www.metopera.org