Bruselas, 2 dic (EFECOM).- El plan conjunto sobre empleo y crecimiento que estudian un grupo de alto nivel de la Unión Europea (UE) y EEUU para identificar las mejores opciones para revitalizar su economía se centrará, entre otros sectores, en la nanotecnología y la industria del coche eléctrico.

"De momento estamos en la fase temprana de identificar los sectores prioritarios para fomentar el crecimiento y el empleo", dijo el embajador de Estados Unidos en la UE, William E. Kennard, en una conferencia de prensa posterior a la cumbre anual EEUU-UE en el club de prensa de Bruselas.

"Hasta ahora tenemos algunas industrias de futuro como la nanotecnología, la industria del coche eléctrico y el desarrollo en internet del sector de la salud (el "e-health" en inglés)", ha señalado Kennard ya de vuelta en Bruselas tras la cumbre bilateral de la semana pasada en Washington.

El grupo de alto nivel de la UE y EEUU para el empleo y el crecimiento se anunció el pasado 28 de noviembre en la reunión del Consejo Económico Transatlántico (TEC), órgano con el que ambas partes buscan reducir sus barreras comerciales recíprocas.

Kennard lanzó un mensaje de apoyo a los socios de la UE en la crisis de deuda que atraviesa la eurozona y recordó las palabras del presidente de EEUU, Barack Obama, en la cumbre bilateral cuando señaló que Washington "haría todo lo que le toca" para ayudar al amigo europeo.

Por otro lado, el embajador de EEUU ante la UE ha explicado que Obama está "preocupado" por la próxima entrada en vigor de la tasa que las aerolíneas con origen o destino en la Unión Europea (UE) deberán pagar por sus emisiones de dióxido de carbono (CO2).

El próximo 1 de enero entrará en vigor la legislación adoptada por la UE en 2008 para incluir la aviación en el sistema comunitario de comercio de derechos de emisión (ETS, por sus siglas en inglés), que obligará a toda aerolínea que pase por su territorio a pagar por cada tonelada de CO2 emitida.

Kennard destacó que "pese a todo" Bruselas y Washington "van de la mano en la lucha contra el cambio climático".

"Es un mito que tengamos políticas medioambientales distintas. EEUU ha impulsado muchas medidas para combatir el cambio climático en los últimos tiempos", ha apuntado.