Un ex agente de la Patrulla Fronteriza fue sentenciado en San Diego luego de declararse culpable de albergar a un inmigrante sin permiso legal de estar en el país, quien era nada menos que su padre.

El periódico San Diego Union-Tribune (http://bit.ly/rAok4N ) dijo que Marcos Manzano Jr. fue sentenciado el viernes a seis meses en una casa de reinserción social y dos años de libertad condicional.

Su padre fue deportado en 2008 luego de ser convicto por cargos de venta de drogas, pero regresó a Estados Unidos el año pasado. Agentes federales lo encontraron viviendo en la casa a finales de 2009.

El abogado de Manzano dijo que su cliente mintió a la Patrulla Fronteriza sobre el paradero de su padre debido a que quería protegerlo.

La fiscalía dijo que el padre también vendía drogas cuando vivía con su hijo, pero el abogado de Manzano señaló que su cliente no tenía conocimiento de eso.

___

Información de : The San Diego Union-Tribune, http://www.signonsandiego.com