El entrenador del Vasco da Gama, Ricardo Gomes, apartado del equipo desde agosto por un derrame cerebral, recibió hoy permiso médico para presenciar el partido de la última jornada de la Liga brasileña.

El médico personal del técnico, Fabio Miranda, dijo al portal Globoesporte que ha autorizado a Gomes a ir a la tribuna del estadio Engenhão, de Río de Janeiro, pero le prohibió bajar al césped por la "emoción" del partido, en el que el Vasco se juega el título de Liga.

"Si no fuese una decisión repleta de emoción, él (Gomes) podría ir hasta al centro del césped, pero como la tensión es grande, es mejor dejarlo más tranquilo, apenas viendo y animando mucho", afirmó el médico.

Para consagrarse campeón, el Vasco tiene que ganar al Flamengo, en uno de los clásicos de mayor rivalidad de todo Brasil, y esperar una derrota del líder, el Corinthians en su partido contra el Palmeiras.

Gomes, de 46 años, sufrió el derrame cerebral el pasado 28 de agosto, precisamente durante un partido contra el Flamengo correspondiente a la decimonovena jornada de Liga y salió del estadio Engenhão en ambulancia, en estado grave.

El técnico pasó 21 días internado y ahora aparentemente no presenta secuelas y habla normalmente, aunque los médicos aún son cautelosos.

Desde que ocurrió el derrame, el Vasco es dirigido por Cristóvão Borges, asistente técnico de Gomes, que ha llevado al equipo a las semifinales de la Copa Sudamericana y a la última jornada de Liga con opciones de ganar el título.