El presidente de Perú, Ollanta Humala, canceló hoy su participación en la Cumbre constitutiva de la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (CELAC), en Caracas, y en la Cumbre de la Alianza del Pacífico, en la ciudad mexicana de Mérida.

La secretaría de prensa presidencial señaló, en un comunicado, que Humala tomó la decisión "por motivos de agenda interna".

El gobernante había sido autorizado el miércoles último por el Congreso de la República para salir del país entre el 2 y el 5 de diciembre.

La secretaría presidencial precisó que Humala ha dispuesto que su representante en las cumbres sea el ministro de Relaciones Exteriores, Rafael Roncagliolo, quien viajó esta noche a Caracas, según confirmó Efe en el aeropuerto internacional de Lima.

Humala también suspendió hoy su participación en la cumbre de empresarios Cade 2012, que comenzó en la ciudad sur andina de Cuzco.

Según comentaron algunos participantes en esa cita, el gobernante tomó esa decisión para mantenerse al frente de la solución del conflicto social que se desarrolla en la región norteña de Cajamarca, cuyos pobladores cumplieron hoy ocho días en huelga indefinida en rechazo al proyecto minero Conga.

Aunque la empresa Yanachocha, que tiene a su cargo ese proyecto aurífero y cuprífero, ha comunicado su decisión de suspender las operaciones, los cajamarquinos exigen al Gobierno que declare su anulación definitiva, ya que consideran que puede dañar de manera irreversible sus reservas de agua.