El canciller austríaco, Werner Faymann, cree que la ruptura de la eurozona es un "peligro muy real" y un riesgo que no puede descartarse, en una entrevista que el diario "Kronen Zeitung" publicará mañana y que adelanta hoy en su página web.

"No lo considero descartado. Al contrario: si no logramos establecer las bases necesarias, los cimientos, las reglas, y cumplirlas, muchos países de la eurozona podrían no poder pagar los extremadamente altos intereses de la deuda estatal", advierte el político socialdemócrata.

Faymann destaca que la siguiente consecuencia será que "no encuentren a nadie más que compre sus bonos estatales".

"Entonces la eurozona tendría que fracturarse porque de los 17 (países) uno, dos, tres, cinco, diez no pueden seguir", agrega, para alertar de que "ese es un peligro muy real".

En la entrevista, Faymann reconoce que la participación en los mecanismos de rescate suponen un riesgo para Austria, pero apuesta por mantener Europa unida y evitar poner en juego esa unión de forma imprudente.

Respecto a la posibilidad de reformas en el Tratado de Lisboa, Faymann indica que tampoco descarta que se avance hacia una unión fiscal y una gestión económica común, pero estima que esos cambios tardarán "al menos tres o cuatro años".

"Pero hay que asumir medidas ya ahora para estabilizar la moneda única", subraya.