Estados Unidos está preocupado por las presuntas alegaciones de fraude electoral en Nicaragua y analiza con otros países de la región cuál será su reacción.

"Obviamente estamos preocupados sobre el proceso electoral" en Nicaragua, dijo el viernes Dan Restrepo, asistente especial del presidente Barack Obama y director para Asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional.

"Estamos en conversaciones con otros países de la región para ver qué hacemos", agregó.

Restrepo efectuó sus declaraciones un día después que algunos legisladores republicanos instaron al presidente Obama a tomar una posición firme frente a las alegaciones de fraude electoral en los comicios en los que fue reelecto el mandatario nicaragüense Daniel Ortega.

Nicaragua acusó recientemente a Estados Unidos de violar el derecho a la no intervención en asuntos internos de otros países con su "injerencismo inaceptable" en el proceso electoral que reeligió a Ortega.

El asesor de asuntos latinoamericanos de Obama habló con la prensa, luego de reunirse con dirigentes hispanos en busca de alentar la asistencia a la comunidad latina de este país.

Aunque no identificó a las otras naciones que participan del diálogo de análisis sobre la situación de Nicaragua, aseguró que "es un requisito" para los países de Latinoamérica "defender sus valores democráticos".

El funcionario, hijo de padre colombiano y madre española, explicó que la Casa Blanca está analizando cuál será la política bilateral con Nicaragua, pero aclaró que hará lo posible por apoyar a los sectores de la sociedad civil que respaldan la democracia.

"No vamos a aislar al pueblo y la sociedad civil nicaragüense, pero vamos a ser cómo seguir", destacó, después de señalar que la Casa Blanca está esperando informes de la Organización de Estados Americanos y de la Unión Europea sobre cómo fueron los comicios en Nicaragua.

Los comentarios de Restrepo fueron un día después de que la Casa Blanca anunciara la nominación de Phyllis M. Powers como embajadora en Managua, a pesar de que algunos legisladores pidieron posponer la designación.

En el encuentro con los periodistas, Restrepo destacó también que Estados Unidos seguirá apoyando a México.

"La disposición del presidente Obama de seguir cooperando de manera estrecha con México existe", declaró al ser consultado sobre el futuro de la Iniciativa Mérida.

Esa iniciativa fue acordada en el 2007 con el fin de proveer recursos para equipamiento y entrenamiento durante tres años a México por un monto de unos 1.300 millones de dólares, aunque lo entregado ha sido menor.

Restrepo consideró asimismo que entre Colombia y México puede haber una cooperación productiva en temas de seguridad y políticas para enfrentar al crimen organizado, aunque destacó que también deberían intervenir en ese diálogo otros países.

Así, explicó, en Centroamérica están tratando de involucrar también a Canadá y Chile en ese tipo de cooperación.

Refiriéndose a la política de relaciones exteriores de Estados Unidos, aseguró que América Latina "es una prioridad", y para fundamentar su respuesta dijo que Obama había realizado varios viajes a la región durante su administración: uno para participar en la Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago en el 2009, dos viajes a México ese mismo año; y una gira en el 2001 que incluyó a Brasil, Chile y El Salvador.

Restrepo dijo que el presidente Obama ve con buenos ojos que los países de la región se hayan abierto hacia otras partes del mundo.

"Es muy bueno que los países de las Américas estén más presentes y conectados al mundo", manifestó cuando le preguntaron si Estados Unidos había perdido protagonismo en la región.

Dijo que por ese motivo Obama visitó Brasil, "que es una potencia mundial", y Chile, "que es el país más interconectado y con más tratados comerciales del mundo".

---------

Gisela Salomón está en Twitter como @giselasalomon