Cinco miembros del aparato de seguridad afgano sufrieron heridas hoy en un ataque suicida registrado cerca de una base de las tropas internacionales en la provincia de Logar, no lejos de Kabul, dijo una fuente oficial a la agencia afgana AIP.

El suicida, al volante de un camión, detonó la carga explosiva que llevaba consigo en torno a las 07.40 de la mañana hora local (02.10 GMT) ante las oficinas del distrito de Muhammad Agha, dijo a ese medio el jefe de la seguridad provincial, Rais Khan.

Los heridos son tres policías y dos miembros de los servicios secretos afganos, el Directorio Nacional de Seguridad (NDS), de acuerdo con esa fuente.

"El camión parecía cargado de madera. Fue una intensa explosión que, además de causar heridos, también dañó el recinto del centro distrital", aseguró Khan, que añadió que hay una base de las tropas extranjeras a unos 40 metros del punto del ataque.

Un portavoz talibán, Zabiulá Muyahid, reivindicó el ataque en nombre de sus milicias, que luchan por derrocar al Gobierno afgano de Hamid Karzai y por lograr la retirada inmediata de los en torno a 130.000 soldados extranjeros desplegados en el país.

Según el portavoz, el ataque fue perpetrado por un hombre de cincuenta años que transportaba 14 toneladas de explosivos.

Ayer comenzó en Afganistán la segunda fase del traspaso de la seguridad a las fuerzas afganas por parte de las tropas internacionales, que han iniciado un proceso progresivo de retirada con fin en el año 2014.