Herman Cain dijo el viernes a sus seguidores que haría un anuncio el sábado sobre el futuro de su contienda por la candidatura republicana a la presidencia, en la que otrora fue un aspirante fuerte pero que parece a punto de llegar a su fin.

El futuro de la campaña del aspirante presidencial republicano Herman Cain parece estar en las conversaciones que tendrá con su esposa el viernes, en su primer viaje a casa desde que una mujer dijo haber sostenido una relación extramarital de 13 años con él.

Cain no ha dicho si dejaría la contienda luego de la acusación que se dio esta misma semana. Sólo le dijo a sus seguidores que estuvieran pendientes.

"Nadie me va a obligar a hacer nada prematuramente", dijo Cain. "Eso es todo lo que hay".

En Carolina del Sur, Cain mandó mensajes confusos sobre sus intenciones. Dijo que clarificará sus siguientes pasos en la campaña y aseguró a sus seguidores que la acusación del romance es "basura". Sin embargo, también dijo que necesitaba considerar qué haría con las donaciones a su campaña ya depositadas si abandonaba la contienda.

Es difícil ver cómo podría seguir adelante. Sus números en las encuestas han caído en picada, su seguidores se han ido e incluso el candidato ha reconocido que la recaudación ha descendido desde que Ginger White declaró haber tenido un largo amorío con él.

Cain, que ha negado el amorío y acusaciones de otras mujeres de avances sexuales indeseados.

Las diversas acusaciones y dudas sobre sus conocimientos de política exterior lo han sacado de su posición al frente de las preferencias del electorado, la cual ocupó por breve tiempo, en la contienda para seleccionar al republicano que enfrentará al presidente Barack Obama en el 2012.

Newt Gingrich, ex presidente de la Cámara de Representantes, y el ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney encabezan ahora la liza cuando falta poco más de un mes para las asambleas partidistas en Iowa, donde se emitirán los primeros sufragios rumbo a la nominación. No está claro si alguno de ellos u otro candidato será el más beneficiado en caso de que Cain abandone su campaña.

Cain visitará Rock Hill, Carolina del Sur, como parte de su campaña antes se seguir a Atlanta, donde decidirá si la acusación de un amorío extramarital es suficiente como para hacerle retirarse.

"Quiero evaluar qué tenemos que hacer. Cada vez que surge nueva información, eso estimula otra historia en la prensa y hiere a mi familia y a mi esposa, y me hiere a mí", le dijo Cain a Fox News Channel el jueves.

"Voy a restablecer mi reputación", afirmó.