Una corrupción ampliamente generalizada detonó las protestas de este año en el Medio Oriente y en aquellas naciones fuertemente sacudidas por la crisis de deuda de Europa, donde los ciudadanos exigen a sus gobiernos rendición de cuentas, dijo el jueves una organización fiscalizadora.

Un movimiento por una mayor transparencia tomó más ímpetu en el 2011, obligando a líderes y a la burocracia a "atender las exigencias de un mejor gobierno", dijo Transparencia Internacional en su índice anual de percepción de corrupción que califica a 183 naciones con base en los niveles percibidos de corrupción en el sector público.

Nueva Zelanda ocupa el primer lugar, como la nación menos corrupta, seguida de los países escandinavos Dinamarca, Finlandia, Suecia y Noruega. Estados Unidos se ubica en el lugar 24, dos sitios abajo con respecto al año pasado.

Afganistán —aun 10 años después de que la comunidad internacional derrocó al Talibán y estableció una presencia civil y militar masiva ahí— ocupa el lugar 180 de los 183. Sólo Corea del Norte y Somalia son considerados más corruptos.

Venezuela, Haití, Irak, Sudán y Myanmar están —en orden descendente —entre las 10 naciones más corruptas del mundo.

Pero fue en los acontecimientos de la revolución árabe y, en menos medida, de la crisis de deuda de Europa que la falta de transparencia y rendición de cuentas de las instituciones públicas se toparon con una respuesta severa, señaló la organización con sede en Berlín.

"Este año hemos visto el tema de la corrupción en los estandartes de los manifestantes, sean ricos o pobres. Ya sea en una Europa golpeada por la crisis de deuda o en un mundo árabe que inicia una nueva era política, los líderes deben atender las exigencias de un mejor gobierno", dijo Huguette Labelle, directora de Transparencia Internacional.

El índice utiliza datos de 17 fuentes que analizan factores como aplicación de leyes anticorrupción, acceso a información y conflictos de interés.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino