Faltan 10 días para el gran clásico de la liga española de fútbol entre Real Madrid y Barcelona que podría empezar a perfilar el campeonato. Sobre todo en caso de victoria del los blancos, que jugarán en casa y, con 34 unidades, lideran la clasificación con seis puntos de ventaja sobre los azulgrana.

Pero este fin de semana se juega la 14ta. fecha y ambos contendientes deberán resolver sus compromisos previos al más esperado choque de la temporada.

Y son más complicados de lo que aparentan: el sábado, Madrid visita la difícil cancha del Sporting de Gijón, territorio hostil para los madridistas, y en especial tras el polémico cruce de declaraciones del curso pasado entre el técnico local José Manuel Preciado y su homólogo "merengue", José Mourinho.

El Madrid ganó por 1-0 en su anterior visita a Gijón, pero la gran preocupación de Mourinho se plantea con la ausencia por sanción del organizador Xabi Alonso, precisamente forzada para asegurar su participación en el clásico, y la disponibilidad de Cristiano Ronaldo, que arrastra un esguince de tobillo del partido contra el Atlético de Madrid.

El entrenador portugués sí recupera al brasileño Kaká, pero deberá esperar para la vuelta de central Ricardo Carvalho, nuevamente lesionado. Preciado tampoco podrá contar con el lateral Alberto Lora, pero ya sabe lo que es ganarle a Mourinho tras imponerse la pasada campaña en el estadio madridista, también por 1-0.

El único equipo que ha logrado derrotar al Madrid en lo que va de curso, el Levante, tendrá oportunidad de medirse al Barsa, que disputará su segundo cotejo en casa tras vencer al martes al Rayo Vallecano.

Los azulgrana jugaron entre semana el partido correspondiente a la fecha 17 por su próxima participación del Mundial de Clubes en Japón, y podrían acusar el cansancio ante un Levante que recuperó su mejor versión la pasada jornada, goleando al Sporting, precisamente.

El técnico Pep Guardiola dispondrá de casi toda la plantilla menos el brasileño Adriano e Ibrahim Affelay, lesionados, y el central Gerard Piqué, también sancionado tras forzar su quinta tarjeta amarilla para llegar "limpio" al clásico.

El técnico barcelonista lo tendrá difícil para elegir a los acompañantes ofensivos del argentino Lionel Messi, empatado a 16 goles con Cristiano en la tabla de cañoneros, tras la excelente actuación del chileno Alexis ante el Rayo, cuando anotó un doblete.

Por su parte, el preparador levantinista Juan Ignacio Martínez dio cuenta de la dificultad del compromiso para su equipo: "Si paras a Messi, dejas libre a otro. Hay que estar juntos, ser solidarios y rezar mucho. Sin darte cuenta te meten dos goles", comentó el jueves.

El sábado también juegan el colista Racing de Santander, en situación precaria tras la dimisión del técnico argentino Héctor Cúper, frente al visitante Villarreal, quien presentará la novedad del goleador brasileño Nilmar.

Valencia y Espanyol cierran la jornada en casa de los primeros, que siguen a la caza de Madrid y Barsa con 27 unidades y deben pensar en el decisivo partido de Liga de Campeones el martes contra el Chelsea en Londres.

La tanda de domingo inicia con otro clásico capitalino entre Atlético y Rayo Vallecano. Los "colchoneros" ejercerán esta semana de locales sin los sancionados Arda Turan, Thibaut Courtois y el uruguayo Diego Godín, pero con el colombiano Radamel Falcao de vuelta.

En San Sebastián, la Real Sociedad recibe al Málaga del chileno Manuel Pellegrini, quinto tras sumar 10 de los últimos 12 puntos posibles. El técnico local, Philippe Montanier, sigue en peligro pese a la agónica victoria la fecha anterior ante el Betis.

"Tenemos las armas y las condiciones para estar más arriba. No quiero estar todo el año metido abajo, jugando siempre partidos que hay que ganar sí o sí", declaró el arquero de la Real, el chileno Claudio Bravo.

Precisamente el Betis visita en esta ocasión a Osasuna. Tras ocho derrotas en los últimos nueve encuentros, el entrenador bético, Pepe Mel, también se encuentra en riesgo de perder su puesto.

El Athletic de Bilbao del argentino Marcelo Bielsa viaja a Mallorca y el Granada-Zaragoza completa la jornada. El Sevilla-Getafe cierra la fecha el lunes.