Despues de años de declive, los casos de sarampión están aumentando en Europa, según un reporte nuevo publicado el jueves.

Hasta octubre, funcionarios de salud europeos reportaron más de 26.000 casos este año y nueve muertes asociadas. Eso es el triple de casos de sarampión con respecto al mismo período en el 2007, señaló la Organización Mundial de la Salud.

Francia tuvo aproximadamente 14.000 casos, principalmente en niños mayores de cinco años y adultos jóvenes.

Además se han identificado brotes grandes de esa enfermedad sumamente contagiosa en España, Rumania, Macedonia y Uzbekistán. Hasta ahora, el sarampión ha matado a nueve personas en Europa y ocasionado la hospitalización de miles más. El reporte fue publicado el jueves por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

"Estamos viendo una oleada de casos mucho mayor a la que vimos en los últimos cinco o seis años", dijo Rebecca Martin, directora del programa de inmunización de la oficina de la OMS en Europa, con sede en Copenhague. Los casos de sarampión estuvieron descendiendo durante años, pero comenzaron a repuntar agudamente a finales del 2009.

Martin indicó que la epidemia fue alimentada principalmente por bajas tasas de vacunación, y agregó que cerca de la mitad de los casos ocurrieron en personas mayores de 15 años.

"Con el paso de los años, la gente que no ha sido vacunada está dando ahora al virus una enorme oportunidad de propagarse", dijo la especialista.

El reporte indica que, en general, los índices de vacunación en Europa son altos, pero aun así no llegaron al objetivo de 95% necesario para detener los brotes. De la gente que se enfermó de sarampión, aproximadamente la mitad no estaba vacunada, y el historial de vacunación de muchos de los otros infectados era desconocido.

Más casos en Europa también ha significado propagación a otros lugares. Estados Unidos tiene 205 casos este año — la mayor cifra en una década — y virtualmente todos están vinculados a otras regiones, incluidos 20 casos de Europa. Debido a que Norteamérica tiene tan pocos casos de sarampión, cada caso importado requiere una investigación exhaustiva y una respuesta que cuesta decenas de miles de dólares, indicó Martin.

Estados Unidos tiene normalmente sólo cerca de 50 casos al año. En mayo, funcionarios internacionales de salud emitieron una alerta instando a los viajeros de todo el mundo a vacunarse antes de viajar al extranjero.

El sarampión es sumamente contagioso y hasta 90% de quienes están expuestos a una persona infectada se enferman, dicen los expertos. El virus se propaga fácilmente en el aire, y en espacios cerrados, gotas pequeñas infectadas pueden permanecer hasta dos horas después de que salga una persona enferma.

La enfermedad ocasiona fiebre, escurrimiento por la nariz, tos y urticaria en todo el cuerpo. El sarampión mata aproximadamente entre uno y dos niños de cada 1.000 infectados, y también puede ocasionar en mujeres embarazadas aborto espontáneo o nacimiento prematuro del bebé.

En el 2008 se registraron aproximadamente 164.000 muertes por sarampión a nivel mundial; más del 95% de esas muertes ocurrieron en países pobres.

____

El periodista de la AP Mike Stobbe contribuyó a este reporte desde Atlanta.

___

En internet:

CDC report:www.cdc.gov/mmwr/