El presidente francés Nicolás Sarkozy dijo el jueves que impulsará junto con la canciller alemana Angela Merkel una serie de cambios en los tratados europeos para "repensar la organización de Europa" a fin de proteger el euro.

Sarkozy dijo en un discurso en la ciudad sureña de Toulon que él y Merkel presentarán sus propuestas el lunes en París.

Dijo que tienen por objetivo "garantizar el futuro de Europa", pero no entró en detalles acerca de los cambios a proponer.

"Francia va a presionar junto con Alemania por un nuevo replanteamiento de la organización de Europa", dijo Sarkozy. "El Tratado de Maastricht ha resultado imperfecto", añadió, en alusión al pacto que llevó a la creación del euro en 1999.

"No puede haber una moneda común sin una convergencia económica. Sin ella el euro resulta demasiado fuerte para algunos, demasiado débil para otros, y la eurozona se va a disolver", dijo el presidente francés ante una audiencia de partidarios de su partido conservador.

Cambios en el tratado tendrían que ser aprobados por los 27 miembros de la Unión Europea, 10 de los cuales no usan el euro.

Sarkozy dijo que el proceso de reforma del tratado "será largo y difícil", pero es necesario para proteger el lugar de Europa en el mundo.

Están aumentando conjeturas de que los líderes de la UE van a alinear más cercanamente sus políticas de gastos para conseguir controlar en el futuro los niveles de la deuda gubernamental. Esto es considerado un paso necesario antes de que el Banco Central europeo y otras instituciones puedan adoptar medidas más activas para ayudar a evitar que la acumulación de la deuda destruya el euro y cause un caos en las finanzas mundiales.

Sarkozy, que se espera se presente a un segundo término en los comicios del año próximo, dejó a un lado preguntas sobre las elecciones, diciendo que debía concentrarse ahora en la situación financiera.