Morelia y Tigres saldrán a defender las ventajas que lograron en los partidos de ida cuando enfrenten el fin de semana a Santos y Querétaro en la definición de las semifinales del torneo Apertura del fútbol mexicano.

Morelia se impuso 2-1 como local sobre Santos en el partido de ida, y visitará el sábado el feudo de Torreón donde el anfitrión puede clasificarse a la final si gana por un gol.

"No se puede especular porque si lo haces te matan", dijo el volante de Morelia, Alonso Sandoval, quien dio un pase de gol en el primer partido. "En liguilla no puedes hacer eso, este equipo no hace eso, siempre proponemos los encuentros".

Santos, que ha jugado dos de las tres últimas finales del fútbol azteca, no baja los brazos y sabe que un triunfo por cualquier diferencia le otorga el boleto a la final gracias a su mejor posición en la temporada regular.

Santos fue cuarto y Morelia séptimo en la tabla general.

"Es difícil, pero en este tipo de circunstancias a veces se dan cosas increíbles", comentó el zaguero de Santos, Iván Estrada. "Nosotros nada más necesitamos el triunfo para pasar y dependerá mucho de la actitud con la que salgamos, estando en casa vamos a salir con todo, a morirnos en la raya".

Estrada y el panameño Felipe Baloy están en duda por Santos por lesiones.

En la otra serie, Tigres empató sin goles en casa de Querétaro y otro empate el domingo en su casa en Monterrey le basta para avanzar a su primera final en 29 años.

"Las cosas en el papel lucen favorables por el resultado, sacamos una ventaja porque si hay empate por la posición en la tabla pasamos a la siguiente etapa, pero debemos mejorar en muchos aspectos", dijo el entrenador de Tigres, el brasileño Ricardo Ferreti. "No buscamos el empate, pero se fue dando y el resultado no fue malo".

Los Gallos Blancos de Querétaro entraron a la liguilla con el octavo puesto en la tabla general, y tratarán de dar otra sorpresa luego de eliminar al líder Chivas en los cuartos de final.

"Estamos en las semifinales y nadie nos ha dado crédito de nada, sin embargo estamos para pelearle a cualquiera", dijo el entrenador paraguayo del Querétaro, José Cardozo. "El que hace el gol gana allá, la idea era ganar jugando de locales porque eso nos iba a dar una tranquilidad diferente, pero estamos a sólo 90 minutos de la final".