El gobierno del presidente Mauricio Funes solicitó a la Asamblea Legislativa el aval para suscribir dos contratos de créditos con organismos internacionales financieros por 45 millones de dólares.

La petición presentada durante la sesión plenaria, la noche del miércoles, será discutida por la comisión de Hacienda que deberá de enviar una recomendación al pleno que al final tomará la decisión, según se informó el jueves.

Funes pidió al Congreso Unicameral le autorice la suscripción de un crédito por 30 millones de dólares con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para financiar "el programa de apoyo al desarrollo productivo para la inserción internacional".

Con este programa se busca fortalecer la oferta exportable del país, aumentando el volumen y la diversidad de las exportaciones y sus mercados de destino, así como el número de micro, pequeñas y medianas empresas.

El Gobierno también pidió autorización para suscribir otro crédito por 15 millones de dólares con Fondos OPEP para el Desarrollo Internacional (OFID), por sus siglas en inglés.

Con este dinero se pretende financiar el "programa de competitividad territorial rural", que impulsa el ministerio de Agricultura y Ganadería.

Con este programa, el gobierno del presidente Funes busca mejorar las oportunidades de generación empleo y garantizar la seguridad alimentaria de los pequeños productores rurales, a través del aumento y la diversificación de la producción y de acceso a mercados.