Los bloqueos en las carreteras de la región Cajamarca, en el noroeste de Perú, debido a un paro antiminero, están desapareciendo en forma progresiva para reanudar el tránsito terrestre, informó hoy en Lima el Defensor del Pueblo, Eduardo Vega.

"Los accesos a la ciudad se están despejando y se está dando pase a los acuerdos para no interrumpir el tránsito", dijo Vega en una rueda de prensa.

El defensor hizo referencia a una decisión adoptada anoche por los dirigentes de la protesta, que cumplió ocho días, para ir levantando los bloqueos en determinadas horas para evitar el desabastecimiento total de esa región.

La Defensoría del Pueblo ha sido encargada por el Gobierno de buscar un punto de encuentro para poder solucionar el conflicto con las autoridades regionales y líderes sociales que exigen la anulación del proyecto aurífero Conga, pues su desarrollo significaría la eliminación de cuatro lagunas, consideradas cabeceras de cuenca.

Vega invocó a las fuerzas sociales de Cajamarca, que rechazan el proyecto Conga, que transmitan la decisión de levantar los bloqueos a toda la región para que estos acuerdos se hagan efectivos.

El defensor del Pueblo confirmó que "hay desabastecimiento de alimentos, medicinas y combustible" en Cajamarca, a raíz del bloqueo de las carreteras y los vuelos aéreos a esa región.

Asimismo, Vega confió en que el conflicto "entre en una fase de soluciones técnicas para evitar que la violencia impere en esta parte del país".

El pasado martes un enfrentamiento entre los manifestantes en los alrededores de la laguna Azul, cerca a Conga, y la policía dejó 20 heridos, y ayer hubo marchas de apoyo al paro en varias ciudades de Cajamarca.

De otro lado, la Cámara Nacional de Turismo (Canatur) informó hoy que el paro indefinido está haciendo perder tres millones de soles diarios (algo más de un millón de dólares) en Cajamarca por la cancelación de reservas en hoteles y visitas turísticas.