Estados Unidos e Israel subrayaron hoy en Washington su "grave preocupación" por las acciones de Irán, al que consideraron "el mayor desafío" que ambos enfrentan en la actualidad en Oriente medio.

Teherán fue de nuevo el gran protagonista de la conversación entre los dos países en el marco del Diálogo Estratégico Estados Unidos-Israel, que se celebra cada seis meses.

El subsecretario de Estado de EE.UU., William J. Burns, y su homólogo, el número dos del Ministerio israelí de Exteriores, Daniel Ayalón, conversaron sobre "varios asuntos que afectan a su seguridad mutua", con Irán a la cabeza.

"El continuo incumplimiento de Irán con las obligaciones internacionales relacionadas con su programa nuclear, sumado a su apoyo sostenido a organizaciones terroristas, son de grave preocupación para nuestros dos países y la comunidad internacional al completo", indicaron Burns y Ayalón en un breve comunicado conjunto tras el encuentro.

En ese sentido, añadieron, "los esfuerzos continuos de la comunidad internacional son críticos para conseguir un cambio en el comportamiento iraní y prevenir el desarrollo de la capacidad de Irán de obtener armas nucleares".

Aunque los funcionarios no precisaron el resto de temas que trataron en el encuentro, el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Mark Toner, indicó en su conferencia de prensa diaria que en la agenda figuraban "la oleada de cambio en la región y los proyectos de futuro" de ambos países.

El proceso de paz entre israelíes y palestinos, que actualmente intenta revivir el Cuarteto para Oriente Medio (EE.UU., Rusia, Unión Europea y ONU), también formó probablemente parte del encuentro, al ser "parte clave de la seguridad general de la región", señaló Toner.

Estados Unidos amplió sus sanciones contra Irán el pasado 21 de noviembre, tras la publicación del informe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), que indicaba que Teherán ha trabajado para desarrollar armas nucleares.