Los servicios de inmigración fraudulentos se han vuelto tan sofisticados que se publicitan en la internet a través de sitios que imitan a la perfección los de las agencias del gobierno, dijeron funcionarios estadounidenses el jueves al presentar una campaña nacional de concientización contra esos delitos.

Funcionarios de agencias nacionales, estatales y locales, además de abogados y defensores de los inmigrantes se reunieron en Newark para ampliar a todo el país una campaña piloto que comenzó en siete ciudades. Su enfoque es una combinación de represión, educación y colaboración entre agencias.

"No son sólo fraudes de alta tecnología, son gente en los barrios: gente que conoce gente, gente que sale a estrecharte la mano", dijo Kelvin Chen, un abogado de la Comisión Federal de Comercio, al hablar sobre la necesidad de elevar la conciencia de los inmigrantes, que suelen ser víctimas de delincuentes de sus propias comunidades.

La campaña apunta a enseñar a los inmigrantes, tengan o no sus papeles en regla,

La campaña apunta a educar a los inmigrantes, tengan o no sus papeles en regla, sobre la manera de evitar desde proveedores de servicios sin licencia hasta los sitios de internet que imitan a los del gobierno. La mayoría de los defraudadores son personas que ofrecen ayuda legal u otros servicios a los inmigrantes, les cobran dinero y luego no cumplen con lo que prometen.

La iniciativa también busca informar a los inmigrantes acerca de cómo obtener ayuda legal legítima y denunciar el fraude. Comenzó como programa piloto en Atlanta, Baltimore, Detroit, Los Angeles, Nueva York, San Antonio y Fresno, California.

Encabezada por los Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS por sus siglas en inglés), la campaña incluye avisos publicitarios, carteles y octavillas en inglés y español, y un sitio de internet con información en otros 12 idiomas. Funcionarios de USCIS dijeron que buscan fortalecer los lazos en los niveles federal, estatal y municipal para mejorar la coordinación, información y la represión del delito.

Varios oradores en la conferencia del jueves dijeron que suele ser difícil conseguir que las víctimas de fraudes inmigratorios los denuncien, sea por miedo a la deportación o debido al trauma de ser despojadas no sólo de su dinero sino también de documentos importantes tales como sus actas de nacimiento, que los individuos inescrupulosos suelen robar.

Cuando llegan a las oficinas del abogado Lloyd Bennett, de la Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración, suelen haber pasado antes por sitios equivocados. Bennett dijo que uno de los problemas en Nueva Jersey es el de los "notarios", oficinas que ofrecen servicios de inmigración en las comunidades hispanas. Muchos traducen mal la palabra inglesa "notary", una persona sólo autorizada a certificar firmas, como "notario", que en los países de habla hispana son abogados.

"Mis clientes no tienen la menor idea de lo que sucede. Ven el cartel de 'notario', entran y los defraudan", dijo Bennett. "Les dan formularios o solicitudes para programas que no existen, les roban su dinero, o a veces presentan sus solicitudes, pero incorrectamente, y cuando se dan cuenta suele ser demasiado tarde".

___

Samantha Henry: http://www.twitter.com/SamanthaHenry