Arqueólogos egipcios descubrieron una gran estatua del faraón Amenhopet III, quien reinó hace 3.400 años y fue el abuelo del célebre rey niño Tutankamón.

El Consejo Supremo de Antigüedades dijo el jueves que la estatua apareció en el templo fúnebre del faraón en la ciudad sureña de Luxor.

La estatua de 13,5 metros de altura es de cuarcita coloreada. Está compuesta por varias piezas que, una vez ensambladas, muestran al rey de pie.

Amenhotep III reinó de 1390 a 1352 a. de J.C.

Otras reliquias de este faraón fueron desenterradas el año pasado en su templo mortuorio en la margen occidental del Nilo.