Rafael Nadal se enfrentará con Juan Mónaco en el primer partido de la final de la Copa Davis entre España y Argentina, mientras que David Nalbandian fue reservado para el dobles un día después, según el sorteo celebrado el jueves en Sevilla.

Nadal, segundo del ranking mundial y primera raqueta española, abrirá el viernes (13 GMT) la lucha por la Ensaladera de Plata ante Mónaco en la cancha de arcilla habilitada en el estadio Olímpico de la Cartuja, donde se espera la asistencia de casi 28.000 espectadores.

A continuación, la primera raqueta argentina Juan Martín del Potro se medirá con el número dos de España, David Ferrer.

Los contendientes elegidos por los capitanes de ambos equipos pueden ser sustituidos hasta una hora antes de los encuentros.

En ese sentido, Nadal dijo en rueda de prensa que todavía está por ver si su rival es Mónaco o si el capitán argentino Tito Vázquez esconde la carta de Nalbandian.

"Veremos si juega Mónaco. Hasta mañana (viernes) pueden cambiar. Me iré a dormir pensando que puedo jugar contra Mónaco o Nalbandian", señaló Nadal, quien subrayó la importancia de comenzar la eliminatoria con una victoria.

"Creo que juegue Rafa (Nadal) el primer partido tranquiliza al equipo", admitió el capitán español Albert Costa.

Mónaco, quien mantiene una buena amistad con Nadal fuera de las pistas, reconoció que será un emparejamiento muy difícil, pero se mostró confiado en poder dar salir airoso.

"Sé que él es uno de los más grandes de toda la historia, pero tal vez el viernes sea un poco diferente", afirmó Mónaco. "Vamos a representar a nuestro país y vamos a dar todo para conseguir el primer punto".

El segundo punto de la serie lo dirimirán Del Potro y Ferrer. El claro favoritismo de Nadal, gran dominador del polvo de ladrillo en los últimos años, ha dirigido todas las miradas a este partido como si fuera la verdadera clave de la final.

Ferrer, quinto jugador en el ránking ATP, sabe que tendrá un hueso muy duro en Del Potro, quien tras recuperarse de una lesión en la muñeca derecha que estropeó su temporada de 2010 reapareció este año y escaló al puesto 11 del mundo.

"Está claro que mi partido con Martín (del Potro) puede marcar la balanza de la eliminatoria", reconoció Ferrer. "Creo que va a ser un partido muy difícil".

"Intentaré hacer un partido largo y duro", añadió.

El choque de dobles también quedó definido en el sorteo celebrado en el teatro Lope de Vega de Sevilla. El capitán argentino eligió a Nalbandian y Eduardo Schwank, mientras que España optó por la pareja formada por Feliciano López y Fernando Verdasco.

"Todos sabemos de la calidad de Nalbandian y en estas citas saca lo mejor de sí mismo para jugar a un altísimo nivel", señaló Verdasco.

"Entrenamos bien las últimas semanas con Eduardo (Schwank)", afirmó Nalbandian, quien disputa en Sevilla su tercera final de la Davis tras la derrotas sufridas por Argentina ante el anfitrión Rusia en 2006 y España en Mar del Plata 2008.

"La verdad es que nos fuimos sintiendo más cómodos. Es una serie, larga, dura, donde puede pasar de todo", añadió.

Nadal y Del Potro se enfrentarían el domingo en el cuarto partido de la serie. El quinto punto lo dirimirían, de ser necesario, Ferrer y Mónaco.

La víspera de la final de la Davis se vio salpicada por un control antidopaje sorpresa y de madrugada a Nalbandian, Del Potro y Mónaco. Algo que no gustó al capitán Vázquez.

"Lamentablemente, era día de descanso y no hemos descansado", dijo el entrenador argentino. "Me parece un poco fuera de lugar. Se podría esperar un poco al día anterior o en otro momento".

Argentina busca en España su primera Ensaladera de la Plata y una revancha de la final de Mar del Plata, en la que los españoles, sin Nadal, se anotaron el título contra todo pronóstico.

"Es una final completamente diferente. Jugamos en una superficie diferente, en un país diferente y tenemos un equipo diferente", dijo Del Potro. "Sabemos que va a ser muy difícil, pero estamos preparados para luchar".

El equipo argentino lleva casi tres semanas preparando la serie, mientras que los españoles, que persiguen su quinto título, apenas entrenaron juntos los últimos siete días.

"Estoy orgulloso del esfuerzo de estas tres semanas. No es habitual una convivencia tan larga", explicó Vázquez. "Mañana (viernes) empieza la serie. Ojalá logremos poner Argentina donde se merece independientemente del resultado".

Los españoles, por su parte, también quisieron restar importancia al papel de favoritos, refiriéndose una y otra vez al ejemplo de Mar del Plata.

"En Argentina nos dieron por perdidos antes de jugar la final, y al final terminamos ganando", recordó Verdasco. "Ahí demostramos que hay que jugar las finales. Vamos a tener que jugar al 100% cada uno de los cinco puntos".

"Nosotros somos conscientes de la dificultad de cada partido", precisó Nadal. "Todos somos un equipo, todos confiamos en todos. Todos los puntos van a ser muy complicados".

___

Jorge Sáinz está en Twitter como http://Twitter.com/Sainz_Jorge