El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, recibió hoy a la mandataria brasileña, Dilma Rousseff, en su primera visita oficial a Caracas desde que asumió la Presidencia, antes de participar a partir de mañana en la cumbre fundacional de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Chávez indicó a periodistas instantes antes de recibir a su par brasileña que en la reunión abordarán la agenda común y los proyectos que hay en marcha entre los dos países en sectores estratégicos para Venezuela y Brasil.

"Ahora vamos a hacer la bilateral, para revisar los convenios en materia energética, científica; la unión Brasil-Venezuela", señaló el presidente, al precisar que además conversarán sobre el programa de construcción de viviendas, uno de los buques insignias del Gobierno venezolano.

"Son proyectos estratégicos tanto para Brasil como para Venezuela", subrayó Chávez, que impulsa un plan para construir tres millones de viviendas hasta 2019.

El presidente venezolano recordó también que ésta es la segunda reunión que sostiene con Rousseff, después de que ambos se entrevistaran en junio durante una gira que Chávez concluyó en Cuba, donde ha sido operado en dos ocasiones por un absceso pélvico y un tumor canceroso que le fue extraído.

Chávez volvió a hablar del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula Da Silva, con el que, comentó, ha conversado en tres ocasiones desde que le fue diagnosticado un cáncer y al que dijo tiene planes de ir a visitar

"Yo tengo planes de ir a verlo, él y yo somos hermanos, más que hermanos", dijo.

En el primer encuentro, Chávez acordó con Rousseff mantener el impulso a la integración regional y abrir nuevas oportunidades de negocios bilaterales con el compromiso de continuar el trabajo iniciado con Lula, afirmó, para "consolidar a América Latina como una zona de paz" y "futura zona sin miseria, con justicia social".

En noviembre pasado el mandatario venezolano repasó con el canciller Antonio Patriota "el mapa estratégico bilateral", durante una visita del jefe de la diplomacia brasileña a Venezuela.

Asimismo conversaron sobre proyectos conjuntos relativos a la "bancarización popular", energía, industria, agricultura y vivienda, sectores en los que empresas brasileñas están "listas" para invertir en Venezuela.