Herman Cain sigue en campaña para ser el candidato presidencial republicano. Pero por donde se vea, las acusaciones de acoso sexual y de haber tenido una relación extramarital durante 13 años, ya terminaron con las aspiraciones del ex ejecutivo de una cadena de pizzerías.

Su posición en las encuestas, donde había destacado hace unas semanas, está cayendo. Sus seguidores están titubeando, si no huyendo. Está sufriendo para recabar fondos.

Y en estos días, Cain es ahora más tema de chistes en programas de televisión que un candidato serio.

El jueves por la noche, Cain dijo en Fox News que tomará una decisión antes del lunes. Una opción podría ser continuar con su campaña "a todo vapor" y la otra sería suspender el esfuerzo.

"Todas estas acusaciones van a dejar una pequeña nube de dudas en la mente de muchas personas durante mucho, mucho tiempo", declaró el republicano.

El empresario, que enfrenta acusaciones de una mujer de haber tenido una relación extramarital durante 13 años, dijo que las acusaciones afectan fuertemente a su familia, en particular a su esposa, Gloria, a quien no ha visto desde que surgieron las denuncias, lo cual podría forzarlo a abandonar la contienda. El cambio se produce en momentos en que un creciente grupo de potenciales aliados indican que Cain no es más un candidato viable y el propio aspirante admite que su recaudación de fondos ha sufrido.

Cain, entre los candidatos favoritos hace apenas unas semanas, dijo que decidirá en "unos pocos días" si abandona la campaña, pero no antes de reunirse con su esposa.

"Como he estado haciendo campaña toda la semana, no he podido sentarme a hablar del asunto con mi esposa y mi familia. Lo voy a hacer cuando regrese a casa el viernes", le dijo Cain a reporteros en las oficinas de su campaña en Nueva Hampshire el miércoles por la noche. "No voy a tomar una decisión hasta que hablemos personalmente".

Cain dijo que solamente había hablado con su esposa por teléfono desde el lunes, el día en que una televisora en Atlanta reportó la acusación de la mujer. Desde entonces, sus asistentes han preparado un plan de campaña con escalas en Ohio, Nueva Hampshire, Carolina del Sur, Tenesí y Georgia, y el lanzamiento de nuevos anuncios de campaña en Iowa.

Cain habló el jueves con el New Hampshire Union Leader, un diario que es una voz conservadora influyente en el estado que realiza las primeras elecciones primarias en el país. El candidato le dijo al diario que su esposa no sabía sobre la relación extramarital con Ginger White y de que él le daba dinero "mes con mes para cuentas y gastos".

Muchos republicanos dicen que la campaña de Cain ha concluido, no importa si decide o no retirarse. "No veo cómo va a poder alejarse del daño hecho y emerger como un candidato viable en las primarias", dijo Rick Wilson, un veterano consultor republicano radicado en Florida.

El candidato regresará a su casa en Georgia el viernes y se espera que hable con su esposa. Y aunque su campaña no ha dado más detalles, canceló un evento el viernes por la noche en el Club Atlético de Atlanta.