El Banco Mundial reservó 255 millones de dólares para ayudar a Haití a construir viviendas, limpiar barrios y enviar a la escuela a miles de niños el próximo año.

El dinero servirá para proporcionar vivienda a 22.500 personas, muchas de las cuales han estado viviendo en tiendas de campaña después del devastador terremoto de enero del 2010.

También ayudará a remozar parques y reparar avenidas en barrios que albergan a 75.000 personas, pagar matrícula escolar de 100.000 niños y proporcionar comida a 75.000 jóvenes.

La junta de directores de la agencia internacional aprobó el plan el jueves.