Las autoridades de salud de la ciudad de Nueva York recomendaron el jueves que a cualquier persona infectada con el VIH se le ofrezcan medicamentos de inmediato, medida que ha demostrado prolongar la vida y dificultar que la epidemia se extienda.

Lo común hasta ahora ha sido no proporcionar a los pacientes el régimen de píldoras — que puede costar hasta 15.000 dólares anuales en Estados Unidos — hasta que el sistema inmunológico se debilite.

Pero el comisionado de Salud, Thomas Farley, dijo que estudios recientes han demostrado que los beneficios de dar un tratamiento en una etapa temprana, combinados con educación y exámenes, parecen ser una estrategia prometedora para contrarrestar la epidemia.

"Me siento más optimista ahora de lo que nunca he estado acerca de esta epidemia, de que a la larga podemos bajar nuestras tasas (de infección) a cero o cerca de él. No sé cuándo. Pero me siento muy optimista de la dirección que la epidemia va a tomar", afirmó Farley en una entrevista el miércoles.

Más de 110.000 personas están infectadas con el virus de inmunodeficiencia humana en la ciudad de Nueva York, más que en cualquier otra ciudad de Estados Unidos y aproximadamente el 75% de todos los casos en el estado. Se cree que San Francisco, que tenía más de 18.000 personas con VIH, es la única otra ciudad que ha hecho una recomendación similar en 2010.

Las autoridades municipales de salud dijeron que la nueva recomendación podría ayudar en un principio a que unas 3.000 personas obtengan los medicamentos.

Unos 66.000 neoyorquinos que viven con VIH y a los que el Departamento de Salud da seguimiento están recibiendo fármacos contra el sida, indicaron. Pero dijeron que es difícil calcular cuántas personas requerirán los medicamentos.

Algunos médicos están de acuerdo con el Departamento de Salud de que es momento de actualizar las directrices para iniciar el tratamiento con fármacos contra el sida.

"El departamento de salud de la ciudad de Nueva York está un poco por delante del promedio. En mi opinión, el resto del país seguirá su ejemplo y creo que será bastante rápido", dijo el doctor Michael Saag de la Universidad de Alabama en Birmingham y ex presidente de la Asociación de Medicina contra el VIH.

___

La periodista Carla K. Johnson de la AP contribuyó con este despacho desde Chicago.