El número de personas que solicitan prestaciones por desempleo aumenntó por segunda semana consecutiva, se informó el jueves, señal de que el mercado laboral se recupera de manera lenra y dispareja.

Los pedidos semanales aumentaron en 6.000 a 402.000 ajustado por estacionalidad, informó el departamento de Trabaajo. Las tres semanas anteriores la cifra había sido inferior a 400.000.

El promedio de cuatro semanas, una medida menos volátil, permaneció en su mismo nivel, algo inferior a 400.000.

El promedio había caído a su nivel más bajo en siete meses hace dos semanas.

Los pedidos deben ser inferiores a 375.000 durante un período prolongado para indicar una baja significativa de la tasa de desempleo.

Por otra parte, el índice de manufactura del Instituto de Gerenciamiento de la Oferta aumentó a 52,7 en noviembre, comparado con 50,8 en octubre, y tanto el gasto en la construcción como las ventas al detalle y las ventas de autos aumentaron en noviembre.

Todos estos índices indican una mejora en la economía, pero no acompañada por un descenso del desempleo.

El viernes, el gobierno debe dar a conocer su informe sobre la situación laboral de noviembre. Los economistas proyectan un aumento neto de 125.000 empleos, insuficiente para reducir la tasa de desempleo, que se prevé será de 9% por seungo mes consecutivo.