Un juez retiró el jueves los cargos contra un empleado japonés de la planta de manufactura de Honda en Alabama, el segundo trabajador extranjero empleado por la industria automotriz encausado con base en la estricta nueva ley migratoria del estado.

El trabajador, cuyo nombre no fue revelado, fue detenido por la policía en un puesto de control la noche del lunes.

El jefe de policía Byron Jackson dijo que el hombre mostró a la policía una licencia de conducir internacional, un pasaporte válido y una tarjeta de Seguro Social que le permitía trabajar en Estados Unidos. Pero bajo la nueva ley migratoria de Alabama, calificada como una de las más duras de Estados Unidos, estaba obligado a llevar una licencia de Alabama o una licencia de Japón.

Jackson dijo que un juez municipal desestimó el caso el jueves, cuando el abogado del hombre presentó su licencia de conducir japonesa en el tribunal.