Wall Street ampliaba hoy los sólidos avances con los que inició la jornada y hacia la media sesión el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, subía un 3,60 % y rozaba los 12.000 puntos en un día marcado por la acción coordinada de los bancos centrales para reducir las tensiones en los mercados.

Ese indicador, que agrupa a 30 de las mayores empresas cotizadas de Estados Unidos, sumaba hacia el ecuador de la jornada 416 puntos para colocarse en 11.972 unidades.

Por su parte, el selectivo S&P 500 ganaba a esta hora un 3,45 % (41,29 puntos) hasta las 1.236,48 unidades;, mientras que el índice compuesto del mercado Nasdaq subía el 3,49 % (87,68 puntos) hasta los 2.603,19 enteros.

Esos contundentes avances, en línea con los que registraban los de las principales bolsas del mundo, se producían después de que los principales bancos centrales del mundo plantearan una acción coordinada para reducir las tensiones en los mercados financieros.

Esa acción, por la que se inyectará más liquidez en dólares y en euros al sistema financiero, provocó una fuerte tendencia alcista que incluso llevó al NYSE, que opera la Bolsa de Nueva York, a poner en marcha la llamada "Regla 48" antes de la apertura de la sesión en previsión de esos marcados avances.

La "Regla 48" permite suspender la difusión pública de los precios del mercado antes de abrir las negociaciones cuando la condiciones de volatilidad extrema amenazan con causar retrasos en el inicio de la sesión.

La acción de los bancos centraba así todas las miradas en el parqué neoyorquino, que apenas se veía influido por la decisión de Standard & Poor's, anunciada tras el cierre de la pasada sesión, de rebajar la calificación de decenas de grandes bancos de todo el mundo.

Entre los afectados se encuentran los seis mayores de Wall Street que hoy anotaban fuertes subidas: Morgan Stanley (7,06 %), JPMorgan Chase (6,23 %), Citigroup (5,67 %), Goldman Sachs (4,49 %), Wells Fargo (4,24 %) y Bank of America (3,55 %).

Los inversores también celebraron que el sector privado de EE.UU. creara 206.000 empleos en noviembre, el mayor incremento desde diciembre de 2010 y casi el doble del ritmo mensual de crecimiento desde mayo pasado, según la firma Automatic Data Processing (ADP).

A esta hora todos los sectores en el parqué neoyorquino registraban contundentes subidas, encabezadas por el de conglomerados (4,96 %), el de materias primeras (4,82 %) y el energético (4,24 %).

Los 30 componentes del Dow Jones se situaban en positivo liderados por Caterpillar (7,05 %), JPMorgan Chase (6,27 %), Cisco (5,66 %), Intel (5,31 %), General Electric (5,29 %), Alcoa (5,26 %) y United Technologies (5,19 %).

Fuera de ese índice sorprendía el contundente avance del 45,58 % de AMR, matriz de American Airlines, un día después de desplomarse más del 80 % tras declararse en suspensión de pagos para reestructurar su abultada deuda y reducir costes.

En otros mercados, el petróleo subía hasta superar la barrera psicológica de los 100 dólares por barril (100,82 dólares) y el oro ascendía a 1.749,1 dólares la onza.

Mientras tanto, el dólar perdía terreno frente al euro (que se cambiaba por 1,3449 dólares) y la rentabilidad de la deuda pública estadounidense a diez años ascendía al 2,06 %.