Una medida adoptada por los principales bancos centrales del mundo para bajar el costo de los préstamos entusiasmó el miércoles a los inversionistas, lo que hizo saltar el promedio industrial Dow Jones 490 puntos y alivió los temores de una crisis global del crédito similar a la que siguió al colapso de Lehman Brothers en 2008.

Fue la mayor ganancia del Dow Jones desde marzo del 2009 y la séptima más grande en su historia.

Los grandes bancos estadounidenses estaban entre los más favorecidos con el alza, y llegaron a avanzar hasta 11%. Los mercados europeos también subieron, y el índice DAX alemán ganó un 5%.

"Los bancos centrales del mundo decidieron que no habrá crisis de liquidez", opinó David Kotok, analista de Cumberland Advisors. "Aprendieron su lección del 2008. No quieren tomar medidas pequeñas, graduales, sino que quieren tomar una medida grande y ambiciosa que genere confianza".

La medida de los bancos de Europa, Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, Japón y Suiza representa un esfuerzo coordinado extraordinario.

Pero en medio de la excitación del mercado, muchas dudas persistían. Algunos analistas advirtieron que los bancos no hicieron nada para proporcionar una solución permanente a los problemas que enfrentan los países europeos altamente endeudados, como Italia y Grecia. Sólo le compra tiempo a los líderes políticos.

"Se trata de una solución a corto plazo", dijo Jack Ablin, jefe de inversiones de Harris Private Bank. "Lo más importante en cualquier acción de un banco central es que disimula los problemas, gana tiempo y en algunos aspectos le quita presión a los políticos. ... Si nada se hace en una semana, esta ganancia del mercado va a desaparecer".

Las acciones de bancos subieron a medida que los temores acerca de un inminente desastre en el sistema financiero europeo disminuían.

Los bancos estadounidenses y europeos están conectados por contratos, préstamos y otros lazos financieros, lo que significa que una crisis financiera europea castigaría también las acciones de los bancos estadounidenses. Las mejores perspectivas que surgieron el miércoles aliviaron algunas de las preocupaciones de los inversionistas.

JPMorgan Chase & Co. subió 8,4%, la mayor ganancia en el Dow. Morgan Stanley subió 11,1% y Citigroup Inc. ganó 8,9%.

Las preocupaciones sobre el sistema financiero, y la renuencia del Banco Central Europeo a intervenir, han disparado las tasas de préstamos para las naciones europeas. La decisión del miércoles redujo las tasas que los bancos pagan a cambio de que les presten dólares, una medida que le apunta a abaratar los préstamos para que los bancos puedan seguir operando sin problemas.

Los bancos europeos dependen de los dólares para cubrir los préstamos que han prometido a consumidores y empresas, y para pagar las inversiones en los mercados de crédito estadounidenses. Ellos tradicionalmente han acudido a financiación a corto plazo de los fondos mutuos del mercado monetario y otros bancos estadounidenses. Pero los fondos del mercado monetario han estado sacando dólares de Europa en los últimos meses, y los préstamos entre bancos se habían agotado.

En respuesta a las nuevas tasas, el euro subió fuertemente, mientras que los precios de los bonos del Tesoro estadounidense cayeron a medida que la demanda por activos seguros se debilitó.

El índice Dow Jones saltó 490 puntos (4,2 para cerrar en 12.045. En los tres últimos días el Dow ha recuperado el terreno perdido la semana pasada, cuando retrocedió 564 puntos. Para la semana lleva un alza acumulada de 7,3%. La última vez que subió más de 400 puntos fue el 11 de agosto.

El Standard & Poor's 500 avanzó 52 unidades (4,3 para quedar en 1.247 y el tecnológico Nasdaq creció 105 unidades (4,2%) para quedar en 2.620.

Siete emisoras subieron por cada una que bajó en la Bolsa de Valores de Nueva York. El volumen de transacciones fue de 5.700 millones de títulos.

El aumento en los precios de las materias primas elevaron las acciones de compañías que producen materiales básicos como el acero. United States Steel Corp. ganó un 15,3%, la mayor ganancia en el S&P 500. AK Steel Holding Corp. avanzó un 13,4%. Las acciones energéticas también subieron. Alpha Natural Resources Inc. aumentó un 15,2% y Peabody Energy Corp. 14,3%.

La medida de los bancos centrales alivia la presión sobre el sistema financiero, que ha dado indicios en días recientes de que los bancos están perdiendo confianza en sus socios de transacciones. Y ofreció esperanzas de que más ayuda puede estar en camino.

"La gente está satisfecha porque es una medida coordinada a nivel internacional", declaró Peter Tchir, administrador del fondo de inversiones TF Market Advisors. "Por sí sola la medida no logra nada, pero se prevé que será sólo el comienzo".

Cualquier medida exitosa tendría que lograr reducir las tasas de préstamos para Italia y otras naciones endeudadas, dijo Tchir. Las tasas de préstamos para Italia disminuyeron levemente el miércoles, pero seguían por encima del 7% para plazos de 10 años, un nivel peligroso.

Los ministros de finanzas europeos en Bruselas han sostenido reuniones desde el martes, pero no han logrado transmitir un sentido más claro de cómo procederá la unión monetaria. Más líderes se reúnen el viernes de la próxima semana en una cumbre.

En otro intento de liberar dinero para préstamos, China redujo el miércoles la cantidad que los bancos deben mantener en reservas. Es la primera vez en tres años que se liberaliza la política monetaria, y los analistas vaticinan que habrá otras medidas.

Un mayor crecimiento en China, la mayor economía después de Estados Unidos y la Unión Europea, podría ser crucial para mantener cualquier recuperación tras la crisis de la deuda.

Una serie de noticias económicas positivas en Estados Unidos también impulsó al mercado. Un índice que mide la producción en la región central subió a un máximo de siete meses; la contratación de empresas privadas subió en noviembre al nivel más alto este año, de acuerdo con la empresa de nóminas ADP, y el número de contratos para comprar casas subió en octubre al nivel más alto en un año.

En otros mercados internacionales, el DAX alemán avanzó 5% a 6.088,84 mientras el CAC-40 francés subió 4,2% a 3.154,62 y el FTSE 100 británico creció 3,2% a 5.505,42.

El Nikkei japonés cayó 0,5% a 8.434,61.

------

El corresponsal de AP Pallavi Gogoi contribuyó a esta nota desde Nueva York.