Turquía anunció el miércoles que congelará los bienes del régimen sirio además de imponerle otras sanciones económicas.

El ministro de relaciones exteriores Ahmet Davutoglu dijo que Turquía asimismo cortará relaciones con el Banco Central de Siria y suspenderá estratégicos programas de cooperación con Damasco.

El canciller hizo el anuncio el miércoles en una conferencia de prensa.

Davutoglu dijo que el régimen sirio "ha llegado al extremo" al no prestar atención a las advertencias de la comunidad internacional de que detenga la cruenta represión contra los manifestantes prodemocráticos.

Las Naciones Unidas dijo que por lo menos 3.500 personas han muerto en la campaña represiva del presidente Bashar Assad.