El prototipo no tripulado que Estados Unidos prueba en órbita terrestre se mantendrá operativo durante más tiempo del previsto, sin que se haya notificado la fecha de su aterrizaje, informó hoy la Fuerza Aérea estadounidense.

El X-37B, un vehículo orbital autónomo, tenía previsto aterrizar en California (EE.UU.) esta semana tras nueve meses de misión, aunque la Fuerza Aérea ha decidido extender su período de vuelo.

Las fuerzas armadas estadounidenses no han revelado detalles sobre los propósitos de esta nave espacial que se parece en su forma a un transbordador espacial, aunque más pequeño, y que esta basado en un prototipo de la NASA.

En diciembre de 2010, el ingenio espacial completó con éxito su primera misión de prueba con éxito al tomar tierra en la base de Vandenberg (estado de California) después de más de siete meses de pruebas en el espacio.

La Fuerza Aérea no ha revelado la trayectoria orbital de este "mini transbordador" desarrollado conjuntamente con Boeing, ni los experimentos que realiza en el espacio, aunque algunos expertos creen que la aeronave podría utilizarse en el futuro en espionaje.

El X-37B fue puesto en órbita con un cohete Atlas V hace unos nueve meses y es capaz de realizar la reentrada en la atmósfera y las maniobras de aterrizaje de manera autónoma.