El príncipe Enrique regresó a Gran Bretaña después de su entrenamiento en operación de helicóptero en Estados Unidos, informaron funcionarios reales.

El Palacio de St. James dijo que el príncipe completó su curso y regresó al país el lunes.

Enrique pasó dos meses entrenándose en Estados Unidos. Primero, en la Base Aérea Naval de El Centro, California, donde voló helicópteros Apache en el desierto cerca de la frontera mexicana. Posteriormente fue al Campo Auxiliar Gila Bend de la Fuerza Aérea en el sur de Arizona, donde el entrenamiento incluyó disparo de misiles, cohetes y cañones desde los helicópteros.

El palacio agregó el miércoles que el príncipe Enrique terminará el entrenamiento en helicóptero Apache en la Estación Wattisham de la Real Fuerza Aérea.