El ex líder guerrillero Marciano Villagra, que combatió a los gobiernos de los generales Higinio Morínigo (1941-1948) y Alfredo Stroessner (1954-1989) murió luego de una prolongada dolencia cardíaca, se informó el miércoles. Tenía 93 años de edad.

"Para nosotros es un mártir porque luchó contra regímenes militares autoritarios que violaron sistemáticamente los derechos humanos", dijo a la AP el dirigente Luis Casabianca del Partido Comunista Paraguayo (PCP).

Dijo que Villagra falleció el lunes en su humilde vivienda del barrio Sajonia, en Asunción. En 2008 fue el primero en recibir el equivalente a unos 50.000 dólares del Estado como indemnización por haber sido víctima de las persecuciones del gobierno de Stroessner.

Casabianca recordó que Villagra en marzo de 1947 lideró una montonera (grupo de combate) del PCP que por las armas liberó al pueblo Piribebuy (a 80 kilómetros al este de Asunción) del dominio militar del entonces presidente general Morínigo. El pueblo fue retomado por el ejército 48 horas después. "Los escasos efectivos al mando de Villagra no pudieron soportar el asedio militar", explicó Casabianca.

"En 1959 hubo otro levantamiento guerrillero a cargo del PCP pero entonces Villagra estuvo en comando y no en el frente. Cuando las fuerzas de Stroessner dominaron la situación, pasó a vivir en la clandestinidad", añadió.

Casabianca afirmó que Villagra murió "sin haber encontrado los cuerpos de su hijo Derlis y de su hermano Américo, apresados y desaparecidos por la policía política de Stroessner".