El Fondo Monetario Internacional (FMI) reconoció la solidez de la economía de México pese a un entorno mundial inestable, aunque dijo que debe hacer más para impulsar el crecimiento y hacer frente a posibles repercusiones.

"No tenemos más que elogios", dijo la directora del FMI, Christine Lagarde, en rueda de prensa en el marco de una visita a México.

Reconoció las reformas estructurales que ha hecho el país en materia de pensiones y salud.

Lagarde dijo, sin embargo, que los riesgos de la inestabilidad económica mundial aún pueden afectar a países con fortalezas como México, por lo que puede hacer más en materia de reformas en áreas como la energía.

Consideró que una muestra de la manera en que maneja su política económica y monetaria fue la decisión anunciada el martes por México para reactivar un mecanismo de subasta de dólares para proteger el peso de condiciones inciertas de los mercados internacionales.

La comisión de cambios, que integra al banco central y la Secretaría de Hacienda, informó que subastará 400 millones de dólares cuando el tipo de cambio sea mínimo de 2% superior al registrado el día hábil inmediato anterior.

En los últimos meses el peso se ha depreciado frente al dólar superando los 14 pesos por dólar.

"Gracias a la política monetaria muy prudente, demostrada ayer (martes), México está realmente manejando una situación de crisis alrededor del mundo que es muy difícil y requiere un manejo muy sólido, estable y capaz", dijo Lagarde, quien durante su visita de dos días a México se reunió con el presidente Felipe Calderón.

La economía mexicana creció 4,5% en el tercer trimestre del 2011, por encima de las expectativas entre especialistas y autoridades.

En 2009 la economía mexicana registró una caída histórica de 6,1%, en medio de la crisis internacional, para rebotar en 2010 y cerrar en 5,4%.

En 2011 el crecimiento se ha moderado y el banco central espera que el PIB para todo el año sea de entre 3,5% y 4%.

Lagarde ofreció el apoyo del FMI a México durante su presidencia en el G-20 a lo largo del 2012.

El gobernador del banco central, Agustín Carstens, dijo que México buscará como parte del G-20 fortalecer financieramente al FMI.

Refirió que el gobierno de México propondrá a su Congreso aumentar su aportación económica al FMI en el 2012, aunque no mencionó ninguna cuota específica.