El futbolista brasileño Marcelinho Paraíba, que jugó en varios clubes europeos, fue detenido en la madrugada de hoy acusado de tentativa de violación y será trasladado a una prisión tras prestar declaración ante la policía, según informaron fuentes oficiales.

El jugador, de 36 años, fue arrestado en su ciudad natal, Campina Grande, estado de Paraíba (noreste), cuando participaba de una fiesta en la que celebraba el ascenso del Sport de Recife, su actual club, a la primera división del Campeonato brasileño.

Marcelinho Paraíba fue acusado de intentar forzar a una mujer a mantener con él una relación sexual, según la policía,

Sobre el jugador, que fue detenido junto a tres amigos, también pesa una acusación por desacato a la autoridad y resistencia, delitos por los que podría enfrentar una pena de diez años de cárcel.

"Soy inocente. Sólo hablaré en el juicio", dijo el futbolista, que será trasladado al centro penitenciario Padrao do Serrotao, en el mismo estado.

Según la prensa, la víctima, que presenta heridas en la boca y será sometida a un examen médico, es hermana del delegado de la Policía Civil Rodrigo Pinheiro y fue agredida por Paraíba, en estado de embriaguez, después de que la mujer rechazase besarle y la tocase lascivamente.

El futbolista brasileño ha tenido otros problemas con la justicia desde 2002, año en el que fue detenido en Alemania por exceso de velocidad y conducir con una tasa de alcohol superior a la permitida.

Durante su etapa en el Wolfsburg, Paraíba se vio envuelto en una pelea que se originó en una discoteca y fue acusado de romper una botella de cerveza en el rostro de otro cliente, según medios brasileños.

En enero de 2010, el jugador fue condenado a una pena de seis meses de cárcel por agredir seis años antes a un hombre en una discoteca de Campina Grande cuando participaba en una fiesta.

El delantero, después de un periplo por varios clubes de Brasil durante sus primeros años como profesional, se enroló en el año 2000 en la filas del Olympique de Marsella, en el que anotó tres goles en 19 encuentros, y fichó al año siguiente por el Hertha de Berlín, donde permaneció cinco temporadas.

Tras su paso por el Trabzonspor de Turquía y el Wolfsburg, Paraíba retornó a su país, donde ha militado en clubes como Flamengo, Coritiba, Sao Paulo y Sport de Recife, con el que ha conseguido el ascenso a la máxima categoría del fútbol brasileño.