Madonna hizo las paces con una vecina que acusó a la superestrella de hacer barullo al utilizar su departamento como un estudio para ensayar, dijeron el miércoles abogados involucrados en el asunto.

Los registros judiciales muestran que en la demanda de Karen George contra la cantante y su edificio de Manhattan se alcanzó un arreglo el miércoles. Los abogados de Madonna y la junta del edificio se limitaron a decir que el asunto estaba resuelto. El abogado de George no respondió de inmediato una llamada.

Madonna y la junta habían dicho que el ruido nunca superó los niveles legales. La cantante también dijo en marzo que había construido un estudio en otro lugar y ya no estaba usando el apartamento para asuntos musicales.

George, cuyo apartamento está arriba del de Madonna en un edificio con vistas al Parque Central, había dicho que las rutinas de baile y ejercicio exponían a los vecinos a "música a todo volumen, pisoteo y paredes sacudidas" por hasta tres horas al día. George se vio obligado a salir de su apartamento a veces por el "insoportable" ruido y las vibraciones, de acuerdo con su demanda, presentada en 2009. Solicitaba indemnización por un monto no especificado.

Madonna adoptó medidas para amortiguar el sonido en 2009, pero George dijo que no funcionaron, de acuerdo con un fallo del tribunal en agosto que rechazó el intento de la cantante para desestimar la demanda. George había dicho que la junta de vecinos del edificio reconoció sus quejas, pero al final no las atendió porque no quería tener problemas con Madonna.

La cantante se mudó al edificio después de que fue rechazada en 1985 por el consejo administrativo de otra lujosa propiedad de Manhattan, el San Remo, donde el líder de la banda U2, Bono, tiene un apartamento.

___

Jennifer Peltz está en Twitter como: http://twitter.com/jennpeltz