Al menos 108 personas resultaron heridas anoche en los choques registrados en la plaza cairota de Tahrir entre manifestantes y supuestos vendedores ambulantes, informó hoy a Efe el portavoz del Ministerio de Sanidad de Egipto, Mohamed al Sharbini.

Al Sharbini precisó que 33 de los heridos fueron ingresados en centros sanitarios, mientras que 40 recibieron tratamiento en el acto y 35 en hospitales de campaña.

En declaraciones a Efe, fuentes policiales señalaron que los enfrentamientos se desencadenaron cuando los manifestantes expulsaron sin un motivo aparente a los vendedores ambulantes, cuyo número aumentó mucho en los últimos días en Tahrir.

Sin embargo, según testigos citados anoche por la agencia de noticias estatal MENA, los choques fueron motivados por la negativa de algunos vendedores a mostrar sus carnés de identidad cuando los manifestantes se lo exigieron para asegurarse de que entre ellos no había matones o delincuentes infiltrados.

En señal de protesta, los vendedores comenzaron a lanzar piedras y botellas vacías contra los manifestantes, apuntaron los testigos.

Uno de los activistas que permanece en la plaza, Ahmed Siyam, explicó a Efe que el ambiente empeoró en Tahrir desde que algunos vendedores empezaron a pedir dinero y vender droga en la zona, por lo que fueron expulsados, a lo que respondieron atacando a los activistas.

Las fuentes policiales no descartaron que los enfrentamientos vuelvan a reproducirse.

Desde el pasado 19 de noviembre, la plaza de Tahrir es escenario de una protesta para pedir que la Junta Militar abandone el poder inmediatamente.

La semana pasada, en los alrededores de la plaza y del cercano Ministerio del Interior se vivieron duros enfrentamientos entre la policía y los manifestantes, que causaron 42 muertos y miles de heridos.

Los choques de anoche coincidieron con el fin de los dos primeros días de votación de los comicios legislativos, los primeros de la era pos Mubarak, cuyos resultados preliminares se espera que sean dados a conocer hoy.