La ONU reconoció hoy una disminución en los nuevos casos de infecciones por el VIH en la República Dominicana, pero pidió al país identificar e implementar estrategias que aumenten la sostenibilidad de su respuesta.

En un mensaje por el Día Mundial de la Lucha contra el Sida, que se conmemora mañana, la representante de la ONU, Valerie Julliand, dijo que desde 2001 las nuevas infecciones por el VIH han bajado en un 25 % en la nación caribeña.

Asimismo, señaló que el acceso a los servicios de prevención de la enfermedad para las mujeres embarazadas "ha dado lugar a una marcada disminución en el número de niños que contraen el VIH y de muertes infantiles relacionadas con el Sida".

Julliand citó datos del Informe de Estimaciones y Proyecciones de Prevalencia de VIH y Carga de Enfermedad que estima en poco más de 58.000 las personas que viven con la enfermedad en país, de las cuales el 60 % son mujeres, y de esta población, la mayor parte tiene entre 15 y 49 años.

La representante de la ONU reconoció la situación económica mundial, pero exhortó a la comunidad internacional a explorar fuentes innovadoras de financiación.

Afirmó que 2011 "ha sido un año de logros, de acción colectiva, de resistencia y de coraje" y dijo que "a pesar de la recesión económica que se ha extendido a la respuesta al sida, millones de vidas se han salvado a través de acciones sin precedentes para el acceso a tratamiento del VIH y los esfuerzos dirigidos a la prevención".

"Ya contamos con el conocimiento y las herramientas necesarias para derrotar el sida. Las decisiones que tomemos ahora determinarán si éste es verdaderamente el inicio del fin" de la enfermedad, concluyó Valerie Julliand.