La infanta Elena de Borbón visitó hoy una escuela del movimiento Fe y Alegría, en el distrito de Andahuaylillas, en la región peruana de Cuzco, en su calidad de directora de Proyectos Sociales y Culturales de la Fundación Mapfre.

La hija de los reyes de España se reunió con las autoridades y los estudiantes de San Ignacio de Loyola, una de las beneficiarias de la fundación, quienes le dedicaron un baile típico y un poema, recitado por el pequeño Denis Fabricio Ninantay, del primer grado de primaria.

"La esperábamos con el corazón abierto, gracias por su apoyo en forma integral a los valores, habilidades y capacidades", le dijo a la infanta Elena el director de la escuela, Henry Merma, según informó la agencia de noticias Andina.

La alcaldesa del colegio, Mariluz Mamani Condori, realizó un discurso en idioma quechua, en el que expresó "los saludos de corazón" a la visitante.

La infanta Elena también visitó la iglesia colonial San Pedro de Andahuaylillas, conocida por los peruanos como "la Capilla Sixtina de América" por los grandes frescos coloniales que la adornan.

La infanta se reunió ayer en el Palacio de Gobierno de Lima con Nadine Heredia, la esposa del presidente de Perú, Ollanta Humala.

Durante la cita, la infanta y los miembros de su delegación expusieron las líneas de trabajo de la Fundación Mapfre, que se centran en la educación y la formación profesional.