El Fondo Monetario Internacional (FMI) no ha discutido ningún plan de rescate para Italia o España en el marco de la crisis en la zona euro, dijo el miércoles su directora Christine Lagarde, quien elogió la decisión de bancos centrales de los países más ricos de intervenir para apuntalar el sistema financiero.

Lagarde dijo que el anuncio de los bancos centrales, incluida la Reserva Federal de Estados Unidos y el Banco Central Europeo, reflejan que se dan cuenta de "la urgencia del momento" que se vive.

La medida busca facilitar la toma de liquidez en dólares por parte de bancos, a quienes también garantizarán que puedan obtener fondos frescos en cualquier moneda si las condiciones del mercado lo requieren.

"Cuando los bancos centrales toman acciones concertadas es usualmente muy eficiente, bien recibido por los mercados y produce efectivos inmediatos", dijo Lagarde en rueda de prensa en la ciudad de México.

El anuncio de los bancos centrales llevó a que las bolsas de valores registraran importantes avances.

La directora del FMI dijo que había escuchado algunos "rumores" de posibles rescates para Italia y España, aunque afirmó que "no hay tal plan en camino".

"No hemos tenido absolutamente ninguna discusión con Italia y España para negociar ningún tipo de programa", dijo Lagarde.

Los países de la zona euro han hecho llamados para que el FMI tenga más recursos que le permitan ayudar más a los miembros de la Unión Europea, que enfrentan altas tasas de interés debido a temores de su alta deuda pública.

Lagarde aclaró que el FMI está listo para ayudar, aunque "no sólo a los países de la zona euro".

Interrogada sobre si veía un escenario "catastrófico" hacia adelante, dijo que más que analizar la situación de manera apocalíptica estaba más interesada en apoyar a los países.