El régimen de Damasco liberó hoy a 912 personas que fueron detenidas durante la revuelta contra el presidente sirio, Bachar al Asad, informó la agencia de noticias siria Sana.

Los liberados estuvieron involucrados en las protestas, que estallaron el pasado marzo, pero no cometieron ningún asesinato, al igual que los más de 1.800 presos puestos en libertad durante este mes.