Las autoridades estadounidenses descubrieron el martes un túnel transfronterizo que por su complejidad técnica destaca sobre otros pasajes secretos usados para el traslado de drogas entre México y Estados Unidos.

[pollquote]

"Evidentemente es el túnel más sofisticado e importante que hemos encontrado en los últimos cinco años", afirmó Lauren Mack, vocera del organismo federal Servicio de Inmigración y Control de Aduanas en San Diego, sin ofrecer detalles. El servicio es conocido como ICE por sus siglas en inglés.

El pasaje une bodegas en San Diego y Tijuana, dijeron las autoridades.

Un grupo de soldados mexicanos hallaron la entrada en un almacén de la ciudad mexicana de Tijuana después de que fue encontrado el acceso en la parte estadounidense. Una fotografía suministrada por las autoridades de Estados Unidos muestra un ascensor hidráulico dentro de la instalación en Tijuana, en el estado noroccidental de Baja California.

Los soldados mexicanos resguardaban la bodega, de dos pisos, cerca del aeropuerto de Tijuana al caer la noche. El edificio, de color blanco, tenía roto el vidrio de una ventana, la cual fue cubierta con papel, sin ninguna señal exterior.

El almacén de Tijuana está en la misma cuadra que la oficina de la policía federal y colinda con una compañía de paquetería y una distribuidora de tortillas, pequeñas tortas circulares de maíz que son el principal alimento en la dieta de los mexicanos.

El descubrimiento fue hecho poco más de una semana después de que las autoridades estadounidenses encontraron un pasaje de 366 metros (400 yardas) entre almacenes en San Diego y Tijuana que estaba equipado con iluminación y ventilación. Se decomisaron 17 toneladas de marihuana en ambos lados de la frontera.

Conforme las autoridades estadounidenses han fortalecido la seguridad terrestre, han emergido túneles como una estrategia importante para contrabandear marihuana. Se han encontrado más de 70 en la frontera desde octubre del 2008, superando la cifra de hallazgos en los seis años previos. Muchos están agrupados alrededor de San Diego, el Valle Imperial de California y Nogales, Arizona.

California es popular debido a su suelo arcilloso que facilita la excavación de túneles con palas. En Nogales, los contrabandistas aprovechan canales subterráneos de drenaje. Las autoridades señalaron que encontraron el martes en Nogales un túnel para contrabando de drogas que parte desde un canal de desagüe en México hacia una casa rentada en la parte estadounidense.

El área de Otay Mesa en San Diego tiene la atracción agregada de que existen muchas bodegas en ambos lados de la frontera para esconder camiones que son cargados con la droga. Sus calles están llenas de tractocamiones por el día, y por las noches y fines de semana, están tranquilas.

En redadas realizadas en noviembre del año pasado en dos túneles que unían a San Diego y Tijuana se confiscaron un total de 52 toneladas de marihuana en ambas partes de la frontera, siendo uno de los decomisos más grandes en la historia de Estados Unidos. Esos pasadizos secretos estaban acondicionados con vías férreas, alumbrado y ventilación.

El lunes, un ciudadano mexicano fue sentenciado a casi 16 años de prisión por su participación en la actividad de esos túneles. Fiscales describieron a Daniel Navarro, de 45 años, como un elemento importante en el movimiento de marihuana de la bodega en San Diego y solicitaron una sentencia de 30 años.

El fiscal federal de distrito Larry Burns señaló que Navarro, un residente legal en Estados Unidos desde 1999 que trabajó como chofer de camión en el sur de California, "estaba metido hasta el cuello" en el tráfico de grandes cargas de marihuana.

"Esta es simplemente una cantidad gigantesca de marihuana", enfatizó Burns.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino