La Corte Suprema de Justicia de Costa Rica rechazó el miércoles un proyecto de extracción de oro promovido por una empresa minera canadiense cerca de la frontera de Nicaragua.

La Sala Primera de la Corte declaró sin lugar una serie de recursos de casación contra una resolución del Tribunal Contencioso Administrativo del 24 de noviembre del 2010 en la que anuló la viabilidad ambiental de la concesión conocida como Crucitas, de donde se esperaba extraer 656.000 onzas de oro.

La empresa Infinito Gold Limited había realizado inversiones en la zona por unos 127 millones de dólares en los últimos cinco años, según su sitio oficial.

La Sala Primera pidió al Ministerio Público investigar si procede iniciar un proceso penal contra el ex presidente Oscar Arias (2006-2010) y su ministro de Ambiente, Roberto Dobles, quienes declararon de interés nacional la minería a cielo abierto en Crucitas.

El proyecto minero provocó numerosas manifestaciones en los últimos años de grupos ambientalistas y organizaciones sociales costarricenses.

La decisión de la Sala Primera es inapelable.