El gobierno de Estados Unidos condena enérgicamente el allanamiento de la embajada británica en Teherán por parte de una multitud iraní, dijo el miércoles la secretaria de Estado Hillary Clinton.

Clinton agregó que Estados Unidos espera que el gobierno de Irán proteja la vida y propiedad de los diplomáticos. La funcionaria estadounidense hizo sus declaraciones el miércoles en un foro de desarrollo de ayuda global que se lleva a cabo en Corea del Sur.

La secretaria de Estado consideró la irrupción como una afrenta al pueblo británico y a la comunidad internacional.

Estudiantes ortodoxos iraníes allanaron el martes edificios diplomáticos británicos, arriaron la bandera, quemaron un vehículo y arrojaron documentos por las ventanas en escenas que recuerdan el ataque a la embajada estadounidense en 1979.