La secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton se dijo ansiosa por realizar su histórico viaje a la insular Mianmar esta semana y sugerirá reformas específicas al gobierno del país para que mejore su relación con Estados Unidos.

Clinton viajará a la capital de Mianmar el miércoles por la tarde en la primera visita de un secretario de Estado al país del sur de Asia en más de 50 años. La funcionaria estadounidense dijo a los reporteros que cubrían una conferencia de ayuda internacional en Corea del Sur antes de su partida que se sentía cautelosamente optimista sobre su viaje pero dijo que Mianmar tendría que implementar más reformas antes de que Estados Unidos le corresponda.

"Obviamente espero identificar por mí misma y en representación de nuestro gobierno cuál es la intención del actual gobierno con respecto a las continuas reformas tanto políticas como económicas", dijo Clinton.

Se negó a comentar sobre las medidas específicas que sugeriría o la manera en que Estados Unidos correspondería.

Luego de reunirse con funcionarios de alto rango de Mianmar el jueves, Clinton viajará a la capital comercial del país, Yangón, donde sostendrá un diálogo con Aung San Suu Kyi, lideresa de la oposición y Premio Nobel de la Paz.

El gobierno del presidente Barack Obama espera que la visita a territorio birmano rinda frutos al promover los derechos humanos, reducir la sospechada cooperación con Corea del Norte en misiles balísticos y actividad nuclear y aminorar la influencia china en una región en la que Estados Unidos y sus aliados se muestran cautelosos por el crecimiento de China.

"Nosotros y muchos otros países estamos bastante esperanzados de que estos destellos de progreso... se conviertan en un movimiento de cambio que beneficiará al pueblo del país", dijo Clinton al reflejar las intenciones del gobierno de Washington para el viaje.