Los mercados mundiales mejoraron el miércoles mientras un optimismo renovado por la situación de la economía de Estados Unidos apoyó el sentir general pese a que los ministros de Finanzas de Europa no lograron nuevas y radicales medidas para enfrentar la abrumadora crisis de deuda que afecta a los 17 países de la eurozona.

En sentir fue desalentado en la parte inicial de la sesión europea cuando los ministros en Bruselas no pudieron el martes sacar planes radicales para ayudar a tranquilizar los nervios del mercado por una crisis de deuda que de antemano ha obligado a rescatar a tres países relativamente pequeños y amenaza a naciones más grandes como España e Italia.

En Europa, el índice FTSE 100 británico aumentó 0,7% en 5.376 mientras que el alemán DAX subió 1,2% a 5.870. En Francia, el CAC-40 se hallaba 0,6% al alza en 3.044.

Wall Street también se dirigía a un alza en su apertura el miércoles luego de ganancias de la sesión anterior. Los futuros de Dow aumentaron 0,7% a 11.642 y los futuros de S&P 500 crecieron 0,8% en 1.206.

Los mercados en Asia cayeron el miércoles después de que una reunión entre los ministros de Finanzas de Europa no pudo ahuyentar los temores de que la zona euro se está precipitando hacia una ruptura.

Además, las acciones de los bancos cayeron después de que una de las principales instituciones financieras del mundo les redujo la calificación crediticia a varios de ellos.

El petróleo estaba por debajo de 99 dólares por barril y el dólar se apreciaba frente al euro pero caía respecto del yen japonés.

El índice japonés Nikkei 225 perdió 0,5% en 8.434,61 puntos mientras el Kospi surcoreano bajó 0,5% a 1.847,51. El Hang Seng de Hong Kong retrocedió 1,5% a 17.989,35 unidades.

Los índices en Singapur, Taiwán y China continental también iban a la baja mientras en Indonesia, Malasia y Nueva Zelanda subían.

La confianza se vio afectada después de que una reunión en Bruselas de los ministros de Finanzas de los 17 países que utilizan el euro terminó sin el anuncio de planes para contener la crisis de deuda que está amenazando con hacer añicos la unión monetaria.

Los ministros enviaron a Grecia 8.000 millones de euros (10.700 millones de dólares) para frenar de inmediato una crisis de efectivo, pero temas más difíciles, como si los países deben ceder parte del control sobre sus finanzas a una autoridad europea central, los dejaron para la cumbre de líderes de la Unión Europea que será la próxima semana.

Analistas en Credit Agricole CIB dijeron en un reporte que "hasta que se anuncien planes detallados y concretos para solucionar la crisis, continuará la tendencia de las acciones hacia la baja".

Las bolsas también se vieron afectadas cuando Standard & Poor's redujo el martes las calificaciones de crédito a 37 compañías financieras, incluyendo Bank of America Corp., Citigroup Inc. y HSBC Holdings PLC.

___

La periodista financiera de The Associated Press Pamela Sampson desde Bangkok y el investigador de la AP Fu Ting desde Shangai contribuyeron con este despacho.