Una mujer acusada de traer a estudiantes extranjeros a entrenarse a su escuela de aviación en el sur de California con visas fraudulentas y sin autorización del gobierno fue arrestada el miércoles.

Karena Chuang, de 28 años, fue detenida por agentes de inmigración en casa de un amigo en Rancho Cucamonga y está acusada de fraude de visas por presuntamente inscribir a estudiantes de Egipto, Sri Lanka y Taiwán en su escuela de vuelo ubicada en La Verne, dijeron autoridades de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

La escuela de aviación Blue Diamond de Chuang no está autorizada para recibir a estudiantes extranjeros, de acuerdo con los procedimientos de verificación del gobierno federal que buscan impedir que se repitan los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, indicaron las autoridades.

"Ella no está examinando detalladamente a la gente, ni tiene la capacidad de saber si tienen vínculos terroristas o no, que es la razón por la que existe todo el procedimiento", dijo a The Associated Press Claude Arnold, agente especial a cargo de Investigaciones de Seguridad Interior del ICE en Los Angeles.

"Estas personas están volando para obtener su entrenamiento, y también tienen acceso a aeronaves, y no sabemos quiénes son", señaló.

Chuang comparecerá ante una corte federal el miércoles por la tarde en Los Angeles. Una llamada telefónica a un número enlistado en el directorio telefónico para su casa en Lake Elsinore fue respondida por un fax.

Jennifer Uyeda, una de las abogadas de la oficina federal de abogados de oficio, dijo que acaba de recibir el caso y carece de detalles sobre las acusaciones.

Los estudiantes extranjeros pueden presentar su solicitud para acudir a escuelas de vuelo en Estados Unidos autorizadas para inscribirlos. Una vez admitidos, las instituciones les proporcionarán los papeles necesarios con el fin de que soliciten una visa.

Las autoridades de inmigración dicen que Chuang se hacía pasar como la prima de los estudiantes con el fin de obtenerles los papeles necesarios para que solicitaran visas a escuelas de vuelo autorizadas por el gobierno, y luego hacía que acudieran a la de ella, que es más barata.

Chuang instruía a sus alumnos a no decir en las entrevistas con las autoridades federales que tenían pensado acudir a su escuela de vuelo, señaló Arnold.

Las autoridades se enteraron de la maquinación el año pasado, cuando dos egipcios que recibieron visas para acudir a una escuela de vuelo en el norte de California reconocieron que tenían pensado inscribirse en Blue Diamond.

Si es declarada culpable, Chuang podría enfrentar una sentencia de hasta 10 años de cárcel, de acuerdo con fiscales federales.